CONOCIENDO EL SERVICIO DE COMIDA A DOMICILIO

192

«Estamos muy contentos por la puesta en marcha de este Servicio de Comida a Domicilio y la buena respuesta de los usuarios»

Javier García (Alcalde de Arnedo)

Desde el Ayuntamiento de Arnedo quisieron mostrar el pasado viernes el funcionamiento de una de las iniciativas de este equipo de gobierno, el Servicio de Comida a Domicilio que pusieron en marcha el pasado 10 de octubre. Para ello, tanto el alcalde de Arnedo, Javier García, como la concejal de Servicios Sociales, María Jesús De Orte, visitaron a dos usuarios que disfrutan de este servicio. Acompañados por María Jesús Bárcenas, gerente de la empresa encargada de proporcionar la comida Tsys (trabajo social y servicios), y de la responsable del centro municipal de Servicios Sociales, Susana Barco. Para mostrar este funcionamiento, Pilar Martínez y Dionisio Cabeza abrieron encantados la puerta de su casa, donde mostraron todo lo que reciben y, donde el alcalde aprovechó para explicar con detalle este servicio.
Los 23 usuarios de este servicio disfrutan de un menú a la carta y tiene la posibilidad de elegir entre comida y cena, o una de las dos, además de disfrutar de la comida tanto entre semana como los fines de semana a precios muy asequibles. Javier García señaló que están muy contentos por poder prestar esta ayuda, agradecidos por la buena respuesta de los usuarios y el crecimiento que está experimentando.
Por su parte, la Gerente de Tsys, María Jesús Bárcenas, destacó que con este servicio buscan cumplir tres objetivos: conseguir la autonomía de las personas, una función preventiva y también un respiro para los familiares.   Además, recalcó que la principal preocupación para ellos es el bienestar de los usuarios e indicó que trabajan principalmente en La Rioja y los platos los cocinan aquí.
El reparto se realiza los martes y los viernes con un vehículo frigorífico homologado y cada usuario se raciona la comida, compuesta de primer plato, segundo, pan y postre. Además, también se realiza una dieta y tipo de comida en función del solicitante, para amoldarse a su situación, y les explican como calentar la comida y guardarla.
Pilar Martínez es una de las usuarias de este servicio, al que accedió por sus problemas para cocinar al tener asma, y, antes de convertirse en beneficiaria de esta ayuda tenía que depender de familiares y ahora se muestra muy contenta y tranquila por la gran variedad de comida que les ofrecen.
Por su parte, su marido Dionisio Cabeza no sabía si le iba a gustar porque no había tenido buenas experiencias con la comida del hospital, pero, tras haberla probado, se muestra encantado y anima a la gente a que pida esta ayuda.
Para acceder a este servicio los pueden hacer tanto personas dependientes como mayores de 65 años, discapacitados, convalecientes, entre otras. Por eso, desde el Ayuntamiento animan a todos los usuarios que lo deseen a unirse a esta iniciativa económica y muy saludable.