Diego Urdiales firmó la última página de la historia de la vieja plaza de toros de Arnedo

686

Diego Urdiales se encerró con 6 toros de distintas ganaderías para firmar la última página de la antigua plaza de toros de Arnedo. Un festejo que además fue de carácter benéfico, yendo los beneficios a la Asociación Española Contra el Cáncer y a la Asociación de Minusválidos de Arnedo y Comarca. Fue una tarde de emociones para los mas de 2 mil arnedanos que aquella tarde se congregaron en el coso y para los que también pudieron seguirlo desde sus hogares en directo a través de las cámaras de Arnedo Televisión. Muchas historias y recuerdos se agolpaban en la memoria de todos estos aficionados.

FICHA DEL FESTEJO

Lunes, 12 de octubre. Arnedo (la Rioja). Corrida benéfica. Toros de diferentes ganaderías. Diego Urdiales, en solitario: oreja, saludos, dos orejas y rabo, oreja y vuelta al ruedo. Resultó herido en la mano mientras lidiaba al tercero, estoqueado por Miguel Ángel Sánchez, sobresaliente (silencio).

LOS ORÍGENES DE LA PLAZA

Los orígenes de la antigua plaza se remontaban al 23 de marzo de 1903. Tenía una capacidad de 2.835 localidades, que se dividían entre tendidos y palcos. Su puesta en marcha se llevó a cabo el día grande de las fiestas de San Cosme y San Damián de aquel mismo año, en el que hicieron el paseíllo Joaquín Calero ‘Calerito’ y Joaquín Ríos ‘Manchao’ para lidiar cuatro reses de los señores Lizaso Hermanos y don Jorge Díaz. Varios empresarios la han gestionado a lo largo de décadas, hasta que el ayuntamiento decidió comprarla en 1979 por 17 millones de pesetas. La tauromaquia en nuestra ciudad fue evolucionando a lo largo del tiempo, sobre todo con el nacimiento Club Taurino Arnedano (1963), que fue el encargado de revolucionar e impulsar la fiesta de los toros. La consolidación poco a poco de la feria del Zapato de Oro como una de las grandes ferias de novilladas ha hecho que por esta ciudad de Arnedo pasasen grandes figuras del toreo, como Enrique Ponce, Morante de la Puebla, Finito de Córdoba, José Tomás, Miguel Ángel Perera, Talavante y por supuesto Diego Urdiales, torero arnedano que fue el encargado en solitario de despedir este coso el pasado 12 de octubre de 2009.

ARTÍCULO DE OPINIÓN | ‘EL MEJOR LEGADO’

FOTOS: MIGUEL PÉREZ-ARADROS