ARNEDO CELEBRÓ EL DÍA DE LOS MUSEOS 2018 CON VARIAS ACTIVIDADES

162

Arnedo conmemoró el Día Internacional de los Museos con talleres en el Cervantes sobre Atapuerca y la entrega de una colección de Ammonites, a cargo de Etilisa, para el Museo de Ciencias

Mientras los escolares reunidos en el recibidor del Teatro Cervantes tarareaban “Yo soy cromagnon, cromagnon”, David Canales, monitor arqueológico de la Fundación Atapuerca se afanaba en conseguir que la llama de fuego surgiera de un nido de hojas secas, avivándolo a base de soplar y moverlo, tal y como hubieran hecho nuestros antepasados.
Y aunque ya son tres años los que la Fundación Atapuerca lleva impartiendo estos talleres en Arnedo en el marco de la celebración del Día de los Museos, las reacciones de asombro y sorpresa no cambian cuando la llama brota de entre las manos de este experto en la materia.
El control del fuego no fue tarea fácil para nuestros ancestros, tal y como pudieron comprobar los centenares de niños y niñas que en la mañana del pasado viernes se acercaron al Teatro Cervantes, y que con sus propias manos intentaron crear una pequeña hoguera a partir de recursos naturales, los únicos con los que contaban los hombres y mujeres de la Prehistoria: piedras, palos, ramas, hongos y hojas secas.
Y una vez que nuestros antepasados tuvieron el control del fuego, su dominio supuso un eslabón más en el proceso evolutivo. Lo mismo que el incluir carne en su alimentación. Para ello tuvieron que cazar, y crear herramientas que les ayudaran a desarrollar esta práctica y a protegerse de otros animales. Con una demostración in situ, los monitores de Atapuerca mostraron, ante la atenta y curiosa mirada de los pequeños, como estos primeros humanos eran capaces de tallar una piedra, hasta obtener un bifaz, que usaban como cuchillo o punta de lanza.
Seguro que esta clase magistral despertó notablemente el interés de los alumnos y alumnas de la comarca arnedana sobre la Prehistoria, gracias a enseñanzas prácticas que les permitieron descubrir y experimentar en primera persona cómo vivieron nuestros antepasados.
La celebración del Día de los Museos se completó en Arnedo con otro acto de destacada trayectoria en la ciudad, como es la donación al Museo de Ciencias Naturales de nuevas piezas por parte de alguna empresa de la zona. En esta ocasión ha sido la empresa arnedana Etilisa la que ha ampliado los materiales del museo con una colección de ammonites, compuesta por fósiles de todo el mundo, entre los que se encuentra un ejemplar de Isasa. Una donación que la entidad realiza con mucho orgullo y con la ilusión de formar parte de un gran centro cultural.
Una aportación que permitirá descubrir el valor y la importancia que tienen los fósiles de nuestro entorno. El coro del colegio Sagrado Corazón completó este emotivo acto con el que un año más se reivindicó la importancia de los museos como fuente de conocimiento y como instrumento educativo y de desarrollo.

{flickr set=72157695482484271}