Palacio de la Baronesa

448

El Palacio de la Baronesa es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad del calzado, ubicado en el centro neurálgico de la ciudad de Arnedo (La Rioja), entre las calles Carrera y Paseo de la Constitución. El Palacio de la Baronesa forma parte de un numeroso conjunto de casas-palacio que existen en Arnedo, como la casa de Sopranis, la casa de Los Antillones o la casa del Arzobispo Argaiz.

Este palacio fue construido a principios del siglo XX, en el año 1901, por el maestro de obras Francisco Mandillot. Perteneció a la familia Olózaga, Barones de Benasque, y fue la vivienda de Blanca de Olózaga y Ruiz, por ello toma el nombre de Palacio de la Baronesa.

En cuanto a su arquitectura, la fachada de este edificio destaca por el porche de entrada y el espacioso mirador-galería, sobre el cual se ubica una terraza plana. En la definición de su volumen y huecos predominan las geometrías rectilíneas, apareciendo los motivos naturalistas en detalles y ornamentos: dibujos de tipo vegetal, conchas y pequeños pináculos. Pero donde mejor se aprecia la proximidad al modernismo-art nouveau es en la cerrajería de los balcones y la hermosa reja de la puerta de entrada, de dos hojas, a base de finos perfiles de geometrías curvilíneas, que actualmente está ubicada en el jardín de la casa, ya que estos jardines fueron rediseñados hace varios años y se eliminaron los muros de piedra que delimitaban el palacio del exterior. Además, este edificio cuenta con una espectacular vidriera en su interior.

En la década de los años 80 se reformó el interior, y a partir de ese momento se comenzó a utilizar este edificio como Casa de Arte y Escuela de Música. La remodelación del edificio culminó en el año 2000, con la restauración de la fachada.

Para más información, puede consultar la página web de la oficina de turismo del Ayuntamiento de Arnedo.

ANTES DE SU REFORMA 

LA ANTIGUA PUERTA DE ENTRADA