Dividido en dos áreas el cementerio de Arnedo para evitar los contagios el Día de Todos los Santos

319

Los cementerios de toda España vivirán el próximo 1 de noviembre una jornada atípica, marcada por las estrictas medidas de seguridad que la evolución de la pandemia está obligando a adoptarse para contener la propagación de la COVID-19. El Portavoz del Gobierno de Arnedo, Raúl Domínguez, ha informado en rueda de prensa sobre el dispositivo especial que se va a implantar desde el consistorio en el cementerio municipal de Arnedo con motivo del Día de Todos los Santos. “Se trata de unas sencillas normas que buscarán ordenar el tránsito en este espacio en un día de gran afluencia de público”, ha dicho.

Se establecerán dos zonas. Una primera zona de panteones (en la que también se incluyen los nichos más antiguos), a la que se accederá por la puerta situada en la zona más alta del cementerio, y de la que se deberá salir por la puerta central. Dado que esta segunda puerta tiene escaleras, se permitirá que aquellas personas con movilidad reducida puedan abandonar la instalación por la puerta de entrada.

En cuanto a la zona de nichos, en la parte inferior del cementerio, la puerta se dividirá en dos, una de las zonas será de entrada a los dos primeros pasillos, mientras que para salir habrá de utilizarse el pasillo final. Para indicar los recorridos se marcarán flechas direccionales en todo el recorrido. El acceso a estas zonas será independiente y deberá hacerse por el exterior del cementerio.

En cuanto a la capilla del cementerio, esta permanecerá cerrada debido a que su aforo no permite la estancia de más de una persona simultáneamente.

Dado que se trata de una jornada con gran número de participantes, desde el ayuntamiento hacen un llamamiento a la población para que no deje los trabajos de limpieza para las jornadas del 31 de octubre y 1 de noviembre, y que se procure, en la medida de lo posible, dejar esas jornadas solamente para visita e instalación de flores naturales.