Agentes de la Guardia Civil salvan la vida a un vecino de Autol

409

Dos agentes de la Guardia Civil reanimaron el lunes a un vecino de Autol de 65 años. Gracias a sus maniobras de reanimación pulmonar o RCP, los agentes pudieron salvar a este hombre que había sufrido un infarto dentro de un bar de la localidad.

Tras seis minutos de RCP los servicios sanitarios que acudieron al lugar se hicieron cargo de la intervención y estabilización del infartado. Tras ello, fue trasladado de urgencia al Hospital San Pedro de Logroño.

La Guardia Civil acudió al lugar, tras una llamada que avisaba del desvanecimiento repentino de este hombre, que además había perdido el conocimiento.

Agentes del Servicio de Seguridad Ciudadana del Puesto de Arnedo acudieron entonces al lugar y comprobaron que el hombre no tenía pulso ni respiraba. Por ello lo colocaron a esta persona en la posición adecuada y comenzaron a realizarle la reanimación cardiopulmonar hasta la llegada de los servicios sanitarios, que se hicieron cargo de la intervención relevando en ese momento a los dos agentes. La rápida actuación de los agentes fue clave para salvar al afectado.