«Aprendiendo a emprender»

Los alumnos de 6º de Primaria del colegio Sagrado Corazón han llevado a cabo en colaboración con la Consejería de Educación e Ibercaja este proyecto cuyo objetivo es que los alumnos adquieran progresivamente un espíritu emprendedor.

298

Los alumnos de 6º de Primaria del colegio Sagrado Corazón han llevado a cabo en colaboración con la Consejería de Educación e Ibercaja el proyecto “Aprendiendo a Emprender”, cuyo objetivo es que los alumnos adquieran progresivamente un espíritu emprendedor. Se trata de que vayan entendiendo el funcionamiento del mundo empresarial desde la escuela, impulsando su autonomía e iniciativa personal. En esta labor han participado profesores, padres, algunas instituciones y por supuesto, los protagonistas, que han sido los alumnos.

La misión ha consistido en crear una cooperativa con venta real de productos y gestionarla eficazmente, lo que implica un conocimiento importante del mundo de la empresa.Inicialmente se votó democráticamente para obtener la junta directiva de las cooperativas (secretario, tesorero y presidente). A continuación crearon los estatutos, acto seguido pensaron el nombre de las cooperativas (Dulce Dulzura y Palomiteros 07) y definieron el producto a fabricar. Las marcas quedaron registradas en el Gobierno de La Rioja. Los productos elegidos fueron: mermelada de naranja y fresa, galletas, tazas y delantales por un lado y palomitas, rosas de chuchería y llaveros por otro.

Posteriormente crearon los distintos departamentos: publicidad y marketing, calidad, diseño, producción y compra-venta. Cada uno de los socios aportaron el capital social (2€). Acto seguido, abrieron una cuenta en la sucursal bancaria Ibercaja, donde depositaron el dinero. A continuación, empezaron a crear los logotipos que identificarían a sus cooperativas. Completaron estas actividades con una visita a la Fombera, Centro de Innovación Tecnológico Vivero de Empresas. También tuvieron la visita de la directora de la fábrica de calzado Pitillos para conocer cómo se organizan los departamentos y cómo funciona la empresa desde que compra las materias primas hasta que vende su producto. También hicieron diversos talleres a lo largo del año; entre ellos uno de diseño impartido por una experta en publicidad y marketing. Otro para aprender a editar un vídeo.

Posteriormente continuaron con la elaboración de los productos, un taller de envoltura de los mismos. Otro de diseño y creatividad de delantales y tazas. También otro para aprender a hacer las galletas. Todos ellos dirigidos por madres de los propios alumnos.

También tuvieron otras tareas programadas como una entrevista en la radio para publicitar la cooperativa y la preparación del stand de venta ya que vendieron sus productos en un mercado organizado en Logroño el día 14 de junio de 2018. Los beneficios que obtuvieron irán destinados a dos organismos, en primer lugar a los proyectos misioneros que las Hijas de la Caridad llevan en Ecuador y en segundo lugar a la Fundación Francisca Bretón de Arnedo, que trabaja con personas con Alzheimer entre otras enfermedades.Los alumnos han aprendido numerosos aprendizajes de distinta índole. Sobre todo han aprendido a trabajar en equipo, a tomar decisiones, a consensuar, a pensar, a buscar información y a tener muy claro que con esfuerzo y la ayuda de un equipo se puede llegar lejos.