La Rioja refuerza las medidas para contener la expansión del coronavirus: Reuniones de máximo 10 personas, se prohíbe el uso de los bajos y cuartos y el botellón

556

La comunidad autónoma de La Rioja refuerza las medidas de seguridad para contener la expansión del coronavirus. Se limita a 10 el número máximo de personas en las reuniones sociales, salvo en el caso de que las personas sean convivientes, se prohíbe también el botellón y el uso de bajos, cuartos o chamizos.

Así lo ha anunciado el Consejo de Gobierno que se reunió de urgencia a última hora de la tarde de ayer martes, 1 de septiembre, para aprobar esta batería de medidas y recomendaciones tras el aumento de la incidencia del coronavirus en la región.

Las principales novedades acordadas hacen referencia al número máximo de personas que pueden estar reunidas en espacios públicos y privados, siempre manteniendo la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros y el uso de la mascarilla. En términos generales, en las reuniones sociales se establece un límite de diez personas, salvo en el caso de los convivientes.

En cuanto a los velatorios y entierros, el número máximo de personas es de 15 en espacios cerrados y de 25 en espacios abiertos.

En lo que respecta a la actividad religiosa, a partir de ahora se seguirá permitiendo el acceso a los lugares de culto pero solo hasta completar un 50% del aforo. En ningún caso se podrá superar la mitad del aforo habitual. Además, se deberá garantizar la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros y la utilización de mascarilla.

También se regulan las celebraciones posteriores a las ceremonias religiosas o civiles, es decir, bodas, bautizos y comuniones. El número máximo de personas es de 30 personas en espacios cerrados y de 50 al aire libre. También se precisa que no está permitida la utilización de pista de baile o de un espacio habilitado para ello, salvo el baile nupcial entre recién casados.

No se establecen límites de aforo para los establecimientos comerciales, siempre que se garantice el mantenimiento de la distancia interpersonal y se utilice la mascarilla.

En hostelería y en cualquier establecimiento que ofrezca servicios de restauración, el aforo será de un máximo de 50 personas al aire libre y 30 personas en el interior. Por su parte, en los albergues turísticos el aforo máximo será del 40% y no se permitirá la pernoctación en una misma estancia de personas que pertenezcan a distintas unidades de convivencia.

Continúa vigente la suspensión de la actividad de los denominados bares especiales (bares de copas con y sin actuaciones musicales en directo), clubes, pubs, discobares, karaokes, discotecas y salas de fiesta. Además, la celebración de actos multitudinarios con motivo de las fiestas patronales, así como verbenas, atracciones en recintos feriales y equivalentes queda en suspenso este año.

Para evitar su celebración de manera no oficial por parte de la población, se prohíbe también el consumo colectivo de bebidas alcohólicas en cualquier tipo de espacio público (calles, parques, plazas…), actividad comúnmente denominada ‘botellón’. También queda prohibida la actividad y uso de los locales particulares denominados chamizos, cuartos o bajeras.

Además, los clubes de alterne o prostíbulos deberán permanecer cerrados, con independencia de la licencia de actividad bajo la que operen.

En cuanto a los eventos deportivos, congresos y eventos de naturaleza pública o privada, se limita a 100 el número máximo de participantes.

Los paseos por la calle, como actividad física no competitiva, se limitan a grupos de máximo 10 personas, con la obligación de que todas ellas mantengan la distancia de seguridad de metro y medio y el uso de mascarilla.

En cuanto a la actividad deportiva no federada y que se realiza al aire libre, esta podrá realizarse de forma individual o en grupos de un máximo de 20 personas cuando el contacto físico no sea la base de la actividad.

Los cines y teatros se limitan a un 75% del aforo.

El mercadillo de los lunes seguirá abierto al 50% de aforo y con los accesos restringidos y controlados como hasta ahora.

La biblioteca municipal de Arnedo reduce su aforo al 50% y en cuanto a los parques públicos, solo podrá haber una persona por cada 4 metros cuadrados.

Los cuartos, bajos y chamizos también quedan prohibidos. No se puede hacer uso de estos locales particulares.