La virgen de Vico regresa ‘a su casa’ acompañada por el fervor de centenares de arnedanos

438

Arnedo vivió un momento histórico el pasado sábado 27 de junio a última hora de la tarde. Centenares de arnedanos trasladaron en procesión a la patrona de la ciudad, a la virgen de Vico, desde el convento de Santa Clara, que es donde ha estado presidiendo todas las eucaristías que se han celebrado durante el estado de alarma, hasta la iglesia de San Cosme y San Damián. Una procesión extraordinaria que la Parroquia de Arnedo organizó bajo unas estrictas medidas de seguridad.

Ataviada con un manto dorado, confeccionado por las monjas clarisas durante este confinamiento, la virgen de Vico recorrió las calles de Arnedo mientras los feligreses rezaban el rosario. A la procesión se sumó también la Banda de Tambores y Cornetas de Arnedo, y los campaneros de la ciudad, al paso de la imagen por la iglesia de Santo Tomás, repicaron las campanas del templo. También a su llegada a la iglesia de los Santos sonó desde el campanario mayor el ‘Aragón bien va’, un toque festivo para anunciar su llegada ‘a casa’.

Con respecto a las tallas de los santos Cosme y Damián, estas permanecerán en el convento de Las Clarisas hasta el 20 de septiembre. Su traslado se realizará el tercer día de sus novenas.