Las Fiestas de San Cosme y San Damián 2020 se suspenden por seguridad sanitaria

El Ayuntamiento ha determinado la cancelación de las fiestas de septiembre para evitar concentraciones. La decisión ha sido unánime y en consenso con las peñas.

388

Poco a poco hemos ido conociendo la cancelación de todas las fiestas populares de las localidades de nuestro entorno. Hoy ha sido el turno de Arnedo. El Ayuntamiento ha anunciado esta mañana junto a las peñas que las próximas fiestas de San Cosme y San Damián, que tendrían que celebrarse en septiembre, se cancelan. Este año no habrá ni chupinazo, ni pregón, ni «Robo de los Santos», ni encierros, ni feria de novilladas, ni actos sociales, gastronómicos o culturales en las peñas.

El alcalde de Arnedo, Javier García, ha justificado la decisión explicando que la gran mayoría de los actos que rodean a las fiestas implican aglomeraciones de gente y ausencia de distancia de seguridad, así que sería muy difícil para los organizadores de las diferentes actividades poder controlar los posibles contagios.

Una decisión consensuada con las peñas

El consistorio ha querido mostrar su agradecimiento a las peñas arnedanas, que son las organizadoras de una gran parte de los actos festivos. El edil ha contado que la decisión se ha tomado de forma unánime con los distintos representantes de las peñas, a los que el ayuntamiento ha querido mostrar su agradecimiento por la prudencia y responsabilidad con la que se ha llegado a la cancelación de todos los actos.

El alcalde y la concejala de festejos han estado arropados por miembros de las peñas durante el anuncio de la suspensión de las fiestas. Álvaro Solana, de la Peña Lubumbas, ha expresado que “por responsabilidad, lo más prudente es suspender las fiestas” y que “la opinión de las tres peñas era que si no se podía hacer unas fiestas como todos las conocemos” podría suponer no poder controlar, por ejemplo, los aforos; en caso de tener que hacer actos no multitudinarios.

Por su parte, Pedro Ruiz, de la TAO también cree que la suspensión debe ser total; defiende que no puede haber ni un solo acto si las fiestas no se pueden llevar a cabo de forma completa. Por otro lado, Daniel Rodríguez, de la Peña La Chispa ha dicho durante el anuncio que “es un momento para apelar a la responsabilidad” y que “estamos todos del mismo lado” en la toma de la decisión.

Misa especial para el 27 de septiembre

El único acto que se escapa de la suspensión total es una misa programada para el día 27 de septiembre, el día de los patronos. El acto tendrá un carácter especial, cuyos detalles podremos conocer más adelante y estará supeditado a la situación sanitaria de ese momento, ya que para celebrarse la eucaristía habrá que cumplir con los protocolos de seguridad vigentes en ese momento.

Por otro lado, la concejala de juventud, Sandra Rodríguez, ha contado en la rueda de prensa que está viviendo la situación con sensación de tristeza. La ilusión por las fiestas patronales de este año era muy grande, ya que habrían sido las primeras tras el reciente reconocimiento del “Robo de los Santos” como fiesta de interés turístico nacional.