Rita Beltrán pide a García y a sus concejales liberados que se reduzcan el sueldo un 30% durante el periodo no trabajado

601

La edil del Partido Riojano en el Ayuntamiento de Arnedo pide «un gesto al alcalde de Arnedo y concejales liberados para que se rebajen el sueldo un 30% durante el período no trabajado desde el Estado de Alerta, como todos los trabajadores en ERTE, y se use para test y material sanitario para la población”.

Un relevante porcentaje de los trabajadores de Arnedo están afectados económicamente por la pandemia, que ha reducido de forma radical la actividad en la ciudad. Lo mismo ha ocurrido con los cargos públicos, que salvo algunas reuniones telemáticas, se han visto impedidos de realizar sus habituales tareas, informan desde el Partido Riojano.

En el caso de los concejales liberados del Ayuntamiento de Arnedo y su alcalde, la situación no varía mucho, expone Beltrán en un comunidado de prensa. La actividad del Ayuntamiento se ha reducido a lo mínimo e imprescindible, sin llegar a ser considerada como “actividad esencial”, y sin justificar el cobro íntegro de las remuneraciones.

Por todo ello, bajo la premisa de “cobrar cuando se trabaje”, Rita Beltrán cree que es justo que el alcalde de Arnedo y los concejales liberados se rebajen el sueldo un 30% durante el período no trabajado desde el Estado de Alarma. «Negarse a ello sería un agravio comparativo con todos los trabajadores afectados que sufren ya en sus economías domésticas la merma de ingresos», apuntan desde el Partido Riojano.

Cabe recordar que el 25 de octubre de 2019 se aprobó en pleno, con los únicos votos a favor del PSOE, las nuevas retribuciones e indemnizaciones a los ediles. Javier García, alcalde de Arnedo, pasó a cobrar 49.785€, Chus Gil de Muro, 32.000€, Raúl Domínguez, 31.000€, y Carlos Hernández, que pasó a ser liberado a media jornada, 12.500€.