La Rioja registra tres nuevos fallecidos por 
coronavirus y 90 positivos más

La Rioja registra un total de dieciocho fallecidos y 654 positivos en total por covid-19

368
presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el resto de presidentes de las comunidades autónomas
La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el resto de presidentes de las comunidades autónomas

La Consejería de Salud ha confirmado tres nuevos fallecimientos por COVID-19, tres hombres de edad avanzada con patologías previas, con lo que la cifra total de fallecidos en La Rioja es de dieciocho personas. Salud también ha informado de 90 nuevos casos positivos por coronavirus, que elevan la cifra total de afectados a 654 casos. Del total de afectados desde el comienzo de la epidemia, 134 han requerido hospitalización y, de ellos, diecisiete han necesitado ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos. Del total de casos confirmados, 67 son profesionales sanitarios.

El número de casos con alta epidemiológica se mantiene en La Rioja en 18 personas, tras la reciente modificación en los últimos días del criterio para contabilizar la curación de COVID-19. Además, habría que sumar los dos casos curados contabilizados según el criterio anterior.  

Salud recuerda a los ciudadanos que, en caso de tener síntomas leves, deben ponerse en contacto con su Centro de Salud y, si presentan síntomas graves, deben llamar directamente al teléfono de emergencias 112. Si se precisa información general o resolver cualquier duda sobre el coronavirus, deben dirigirse al número 941 29 83 33 de Salud Responde. 

El Gobierno de La Rioja recuerda la obligación de no salir del domicilio salvo en los casos que sea estrictamente necesario y de extremar las medidas de higiene pertinentes: lavado de manos antes y después de cada actividad, mantener una distancia de un metro aproximadamente con el resto de personas, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable al toser, así como evitar tocarse los ojos, nariz y boca.