Sin Acuerdo Convenio Calzado

64

«A pesar de la situación, somos optimistas y esperamos que esta historia dé un giro en las próximas reuniones»

Diego Belón (Responsable Sector Calzado CCOO)

Desde los sindicatos de Comisiones Obreras y UGT informaron en la mañana de ayer de la situación actual de la negociación del Convenio del sector del Calzado con la Patronal. Según indicaron los responsables sindicales, sus propuestas no fueron escuchadas por los negociadores de la Patronal, desde donde marcaron varias líneas rojas al inicio de las reuniones y no se prestan al acuerdo. Además de ampliar el periodo de 4 meses de cobro al 100% en caso de accidente o enfermedad laboral, aumentar a 22 las horas de acompañamiento a menores y mayores dependientes, e incrementar el plus de incentivos en un 2%, los representantes de los trabajadores piden reducir la jornada anual en 16 horas, ya que, según aseguran, actualmente es el sector industrial de mayor número con 1.800 horas. A pesar de ello, afirman que los empresarios optan por modificar la flexibilidad, incluso con una nueva redacción del artículo 23 del Convenio.
Otra de las críticas de los sindicatos hacia la Patronal en todo este asunto es la intención de ésta de transformar a los trabajadores fijos en fijos discontinuos. Algo en lo que la Plataforma sindical afirma rotundamente que no va a ceder, y que si ésta y otras medidas que los empresarios quieren incluir se plasmaran en el convenio, ya no habría marcha atrás.
A pesar de encontrarse estancada, la negociación continuará en la próxima reunión entre ambas partes, que tendrá lugar el próximo 6 de junio. Un encuentro que desde Comisiones Obreras afrontan con optimismo y esperanza, animando a los delegados sindicales a que informen a los trabajadores y no se rindan en su empeño.
En cuanto a la reunión que pensaban mantener con AICCOR, los sindicatos han anunciado que esta agrupación rechazó el encuentro con el objetivo de no interferir en las negociaciones actuales con la Patronal, y desde CCOO y UGT afirman que sólo tenían afán informativo y querían trasladar su desacuerdo por la persona encargada de negociar, quien consideran que es nocivo para llegar a un acuerdo y salir de este «punto muerto» en el que se encuentra el Convenio del Sector del Calzado.