Visita a las cuevas de Arnedo

40

La ADR La Rioja Suroriental trabaja en el acondicionamiento de nuevas cuevas pertenecientes al grupo de la ‘Cueva de los Cien Pilares’

No todos los días uno tiene la oportunidad de trasladarse al corazón de la historia de tu ciudad, y por ello esta visita nos ha hace sentirnos privilegiados. Arnedo Televisión pudo acceder a una de las cuevas de Arnedo perteneciente al grupo denominado ‘Cuevas de los Cien Pilares’. Un espacio hasta hace unas semanas prácticamente inaccesible debido a la enorme cantidad de tierra acumulada en su interior. En lo alto del monte Calvario, nos reunimos con Arturo Colina, director de la Asociación para el Desarrollo Rural de La Rioja Suroriental, que desde el pasado 16 de febrero promueve la limpieza y el acondicionamiento de este espacio. A través de esta entrada vertical y como si de un agujero en el tiempo se tratara viajamos al interior de la cueva donde la historia de Arnedo se respira a cada paso.

Allí nos esperaban Esther Rubio, también en representación de este grupo de acción local, que nos acompañó en la visita y tres obreros, que durante estas semana han trabajado con intensidad para hacer transitables las distintas salas, muchas de ellas tan colmatadas de sedimentos que había que acceder prácticamente a gatas. Con comodidad, gracias al trabajo de limpieza realizado en este cueva, pero sin perder el punto de aventura necesario en este tipo de visitas accedimos a las cinco salas de las que consta la gruta. Cada una diferente y con elementos distintivos. Una limpieza que ha dejado al descubierto cosas tan curiosas como la unión vertical de una de las salas con la última de la conocida Cueva de los Cien Pilares. También la impronta que en sus paredes dejaron artistas locales, así como un gran número de restos de cerámicas, huesos e incluso material etnográfico, que hacen mucho más atractiva la labor diaria de los trabajadores.Todos estos materiales serán estudiados por el arqueólogo arnedano David Eguizábal, encargado de realizar el seguimiento de este proyecto, para posteriormente proceder a su interpretación.

A través de los fondos del programa Leader en La Rioja, la Asociación para el Desarrollo Rural de La Rioja Suroriental ha podido acometer esta primera fase de limpieza, acondicionamiento y señalización de esta cueva como uno de los elementos de referencia del Valle del Cidacos, y en concreto de la ciudad de Arnedo.
La visita por la cueva es realmente atractiva y sugerente, de sala en sala fuimos recorriendo este espacio, que nos llevó bajo tierra, para que se hagan una idea, desde la mitad hasta el final de la calle Carrera. En su interior el ambiente, el silencio, las increíbles vistas no sólo sobre Arnedo, sino sobre el Valle del Cidacos, y los columbarios excavados en la roca permiten viajar a través de la historia de Arnedo, de acuerdo a las numerosas teorías existentes sobre estos lugares. Dejando volar su imaginación el visitante puede verse paseando por lugares de culto y enterramiento, entre espacios donde se guardaban hierbas medicinales o escuchar el revolotear de las palomas cuando se refugiaban en estos huecos, el último de los usos de estas cuevas. Un viaje en el tiempo que es posible gracias al intenso trabajo realizado y que ha sacado a la luz estas joyas históricas.
Pero el acondicionamiento de estos espacio subterráneo no es el único proyecto que se va acometer en la zona, ya que próximamente, también bajo la supervisión de David Eguizábal, se comenzará a excavar en este mismo lugar un conjunto de tumbas, que podrían estar relacionadas con las propias cuevas.
Sin duda Arnedo cuenta con un gran potencial histórico y patrimonial, que necesita de la implicación del mayor número de entes públicos y privados posible para su puesta en valor. Si se trabajara para enlazar lugares como el poblado celtíbero del Cerro San Miguel, las Cuevas o las tumbas se abriría la puerta a un posible futuro parque arqueológico, que pondría en alza el turismo de todo el Valle a través de elementos diferenciadores y únicos.