Destellos bonitos de Diego Urdiales en su regreso a Pamplona

Diego Urdiales se marcha de vacío en su regreso a la Feria del Toro de Pamplona. Urdiales malogró con los aceros una primera faena en la que hubo momentos de gran intensidad.

199

La fiesta continúa en Pamplona y esta ciudad sigue disfrutando de sus Sanfermines con gran intensidad. Unas fiestas que giran en torno al toro.  Ayer, el torero de nuestra ciudad regresó tras dos años de ausencia a la monumental de la capital navarra para lidiar un encierro de la ganadería de Jandilla. A las 6 y media de la tarde, con rigurosa puntualidad y con una Pamplona divida entre el sol y la sombra, entre la fiesta y la tranquilidad, Urdiales hizo el paseíllo junto al francés Sebastián Castella y el peruano Andrés Roca Rey.

La tarde la abrió Urdiales con un encastado toro de Jandilla que sacó fondo y desarrolló buena condición en el último tercio de la lidia. El fallo con los aceros le privó de cortar un posible trofeo, ya que la plaza jaleo algunos momentos de gran intensidad. Diego estuvo paciente en todo momento, y a base de tesón y entrega, convenció a la afición navarra a base de muletazos de buen gusto y trazo. Fiel a su estilo, Urdiales buscó siempre entre el bullicio pamplonés esos muletazos con la hondura y el sentido que convencen a propios y ajenos. A pesar de no lograr tandas compactas, Urdiales dejó patente en navarra la calidad de su toreo.

Las opciones de triunfo de Urdiales se diluyeron pronto en su segundo, ya que se encontró con un animal soso, andarín y falto de fuerza. Este Jandilla tomaba los engañosos sin energía y saliéndose desentendido de la suerte continuamente. Antes, con el capote, Diego quiso lucirse, pero la lidia desordenada desde el primer tercio no ayudó. Entre tanto, las 20 mil personas que abarrotaron la Misericordia merendaban. El francés Sebastián Castella fue el único diestro en cortar un trofeo, fue en el quinto, tras una faena en la que convención el arrimón. Roca Rey conquistó de nuevo Pamplona pero el fallo con los aceros, donde se resintió de su lesión en el hombro, le impidieron el triunfo.