El secreto de un gran día de Reyes

415

Se trata de uno de los manjares típicos de los primeros días del año. En cada hogar de nuestro país, en las grandes celebraciones navideñas se pone como postre sobre la mesa un producto típico de la zona, pero si hay un dulce que prima por encima de todos y que no falta en ninguna de las mesas durante el día de Reyes es el roscón, un bollo elaborado con una masa dulce y adornado con rodajas de fruta escarchada, y relleno de nata montada o crema, o incluso ambos productos. También, en la actualidad, podemos encontrar roscones de Reyes rellenos de otros dulces, como moca, trufa o chocolate. En su interior, no pueden faltar dos objetos, el haba y el Rey. Según dicta la tradición, a quién le salga el haba el roscó deberá pagar, y a quién le toque el Rey, coronado será. Se trata de un postre que habitualmente se sirve durante la noche del 5 de enero y durante el día 6, día de Reyes. En el siguiente vídeo os mostramos un reportaje sobre cómo elaboran este producto en Pastelería La Clavelina.