El misionero Nicolás Pérez-Aradros vuelve a la ciudad del Calzado

545

Este fin de semana el misionero arnedano Nicolás Pérez-Aradros ha vuelto a casa después de dos años, para participar en la comunidad parroquial. También ha aprovechado para visitar a su familia y para recaudar fondos para su proyecto en Brasil.

El proyecto trata de la rehabilitación del centro Frei Zacarías, en Salvaterra (Brasil), en las inmediaciones de la desembocadura del río Amazonas, donde trabaja el misionero arnedano. La situación de la comunidad de brasileños a los que ayuda Nicolás es crítica y más ahora en tiempos de pandemia. Por eso, el misionero quiso llevar a cabo una labor de mejora del centro donde los brasileños puedan también mejorar sus condiciones de vida.

Desde la Parroquia de Arnedo se quiso ayudar a Nicolás con su proyecto y aportar donativos para llegar al objetivo de algo más de 70.000 euros. Aunque la llegada de la pandemia derivada de la Covid-19 paralizó el proceso de recaudación, ahora se vuelve a poner en marcha poco a poco. De momento, se han obtenido 13.567,37 euros

procedentes de la exposición «Arnezonía», de José Maria Mateo que continúa realizando encargos y aportando dinero al proyecto. Y también de los donativos que la parroquia ha conseguido a través de las comuniones y confirmaciones.

¿Cómo ayudar?

El proyecto sigue en marcha y cualquier donativo será de ayuda para el misionero Nicolás Pérez-Aradros, que recibirá los donativos que lleguen a las cuentas de la Parroquia y Cáritas Parroquial con el nombre «Proyecto frei Zacarías».

El misionero arnedano ha querido agradecer a sus paisanos por su generosidad a través de un vídeo en el que se muestra ilusionado y satisfecho de haber conseguido un avance para su proyecto. Además ha realizado un llamamiento para continuar con la recaudación de dinero para su proyecto. Finalmente Nicolás se ha marchado para seguir con su labor humanitaria.