Arnedo celebra Santa Lucía con sus hogueras, su tradicional mercadillo, y la primera procesión del año

738

Como cada año, este 13 de diciembre se conmemora la festividad de Santa Lucía, patrona de las costureras y modistas. A las once de la mañana se ha celebrado la eucaristía en la iglesia de Santa Eulalia, y a continuación la procesión.

Santa Lucía

La imagen de Santa Lucía ha recorrido diferentes calles de la ciudad. Una procesión que también ha sido muy especial y significativa, ya que es la primera que se ha realizado desde que comenzara la pandemia.

Hogueras de Santa Lucía

Pero Santa Lucía comenzó a celebrarse, como suele ser habitual, en la jornada de ayer domingo víspera de esta festividad. En la tarde de ayer Arnedo encendió sus hogueras. Aunque fueron menos que en otras ocasiones, diferentes colectivos y grupos de vecinos a nivel particular, prendieron estos fuegos en diferentes zonas del municipio.

El Club Taurino, la Asociación Amigos de Arnedo, la Peña La Chispa, la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo o la Escuela de Fútbol fueron algunos de los colectivos que se animaron a encender estas hogueras. Así, se recuperaba una tradición que, como el resto de actividades, quedó interrumpida por la pandemia.

Este año han sido muchos los arnedanos que, animados por una tarde en la que el tiempo acompañó, no dudaron en salir a la calle y recorrer estos puntos. Allí, pudieron degustar las tradicionales patatas, castañas, pero también otros productos asados en las brasas de estas hogueras.

Santa Lucía

Mercado de Santa Lucía

Otra de las citas destacadas de este fin de semana en Arnedo ha sido el Mercado Navideño.  Durante la jornada del sábado se celebró en el centro de la ciudad, concretamente en las calles Juan Carlos I y Paseo de la Constitución.

Más de cincuenta puestos artesanos mostraron sus creaciones. Decoración navideña, bisutería,  alimentación, artículos textiles, cosméticos, regalos o juguetes. Los arnedanos encontraron un gran número de productos para adquirir en estas fechas previas a la Navidad.

Fueron muchos los ciudadanos y visitantes que recorrieron este agradable paseo. En él, los más pequeños pudieron realizar diferentes talleres de manualidades. Además, se ofrecieron dos degustaciones para reponer fuerzas, una de migas al mediodía y otra de chocolate con pan.

Los niños y niñas arnedanas también pudieron depositar sus cartas para los Reyes Magos de Oriente con sus peticiones y deseos. La lluvia también hizo acto de presencia, enfriando el final de la tarde.

Aun así, los vecinos de Arnedo pudieron disfrutar de un día muy agradable. Recuperaron una actividad que el pasado año tuvo que suspenderse por la pandemia del coronavirus. No obstante, este año ha vuelto para llenar de buen ambiente y alegría el centro de Arnedo.