Jesús y Cristian (Guardias Civiles): «Fueron momentos angustiosos hasta que llegaron los servicios sanitarios»

1499

Seis angustiosos minutos tardaron dos Guardias Civiles de la base de Arnedo en devolver a la vida a un hombre de 65 años en la localidad de Autol. En tiempos en los que se habla tanto de héroes, estos dos jóvenes pertenecientes al cuerpo de la Guardia Civil nos cuentan cómo ocurrió todo.

Eran las 3 y media de tarde cuando los dos agentes de la Guardia Civil llegaron al lugar de los hechos. Jesús Sáez y Cristian Diez se desplazaron desde Arnedo hasta un bar de la localidad de Autol con la incertidumbre de lo que se encontrarían dentro, pues únicamente conocían el desvanecimiento de una persona.

La rápida intervención de dos agentes resultó clave. Los 6 minutos de reanimación lograron devolver a la vida a este ciudadano de 65 años que sufrió un infarto. Con la reanimación en marcha, llegaron los servicios sanitarios para continuar con la recuperación del paciente. Maniobras vitales que estos dos agentes comenzaron con acierto para que este catón saliera de la parada cardiorrespiratoria.

Momentos angustiosos los que vivieron, reconoce Cristian, en los que fue primordial mantener la calma y actuar con determinación. Este suceso pone en valor la cara más humana de la Guardia Civil.

La rápida intervención de los agentes consiguió sacar a este ciudadano adelante, que ahora ya están en manos de los profesionales del Hospital San Pedro.