La zarzuela ‘El Barberillo de Lavapiés’ conquista el Teatro Cervantes

Centenares de arnedanos abarrotaron el Teatro Cervantes para disfrutar de la zarzuela “El Barberillo de Lavapies”. Ambientada en el Madrid de Carlos III,

366

El pasado sábado, 2 de noviembre, el Teatro Cervantes de Arnedo se llenó hasta la bandera el para disfrutar de la zarzuela “El Barberillo de Lavapiés”, una obra ambientada en el Madrid de Carlos III y que estuvo dirigida por la arnedana Vanesa Ruiz, que además fue una de las protagonistas de la noche interpretando a Paloma, una maja de Madrid. La puesta en escena contó además con la presencia del orfeón arnedano ‘Celso Díaz’, la coral Alto Cidacos, el grupo de danzas de Arnedo y varios solistas de la Escuela Superior de Canto de Madrid.

En cuanto a la trama, esta fue totalmente castiza, ambientada en el Madrid de Carlos III, y giró entorno a la historia de amor de cuatro personajes de clases sociales muy alejadas. La historia de dos plebeyos y dos nobles y aristócratas, entrelazada con una trama política y con mucha picardía y crítica social y política.

El primero de los actos estuvo ambientado en los alrededores de El Pardo, donde se estaba celebrando la Romería de San Eugenio. Todo el pueblo acudió para merendar y disfrutar de la fiesta, y entre la gente del pueblo apareció también el popular y conocido barbero Lamparilla, quien se encontró con Paloma, una costurera a la que pretende. Al rato llegó también a la pradera la Marquesita del Bierzo, Estrella, para reunirse de incógnito con Don Juan de Peralta, uno de los conspiradores que pretenden derrocar a Grimaldi para que suba al poder el Conde de Floridablanca y que el país tenga un nuevo gobierno. El prometido de la Marquesita, Don Luis de Haro -sobrino de Grimaldi-, aparece y se encuentra a su prometida con otro hombre con el que se bate a duelo. Don Juan logra desenmascararlo y Don Luis parte a avisar a la guardia para descubrir al conspirador. La Marquesita le pide ayuda a Paloma para salvar a Don Juan, y esta le presenta a Lamparilla, quien, tras escuchar sus explicaciones decide ayudarla. Llegan los guardias y entran en la casa, pero antes que ellos ha podido entrar Lamparilla para salvar a Don Juan. Los guardias, ante la sorpresa de todos, se llevan a Lamparilla.

El segundo de los actos se ubica en la plazuela de Lavapiés, donde los vecinos comentan la ausencia de Lamparilla después de cinco días. De repente, este aparece y le comenta a todos cómo ha sido su detención y salida de la cárcel. En ese momento aparecen Paloma y la Marquesita, y cuentan que sobornando al carcelero han podido sacar a Lamparilla de la Cárcel de Villa. En ese momento, la Marquesita le cuenta a Paloma la conspiración contra Grimaldi, para hacerle ver al Rey Carlos III la valía de Floridablanca y lograr un nuevo gobierno más justo. Durante el acto, se encuentran de nuevo Estrella y Don Luis, ambos profesan su amor, pero él está preocupado por el viaje que ella tiene que hacer, ya que teme que pueda serle infiel o que esté conspirando. Sin embargo, el encuentro de Paloma y Lamparilla va mejor que el de los anteriores, ambos son conscientes de que son ellos los que pueden salvar a España. Enseguida ven a los Guardias Valonas por los alrededores y no tardan en sospechar que es otra emboscada de Don Pedro contra los conspiradores que han entrado en casa de la Marquesita. Lamparilla y Paloma han podido escuchar la conversación de Don Luis y Don Pedro y hacen un plan de emergencia: llaman a los vecinos con sus coplas y organizan una revuelta popular para salvarlos.

El tercer y último acto se localiza en la casa de Paloma. En ella se reúnen las costureras y cantan mientras hacen sus labores. En esta buhardilla también está la Marquesita, que lleva escondida ahí un mes desde que huyó de su casa. Ahora sale vestida de maja y junto con Lamparilla, prepara un plan para huir de Madrid. Aparece también Don Luis disfrazado de majo, quien se suma al plan del barbero para huir con su amada Estrella. En este momento llegan los guardias con Don Pedro que apresa a todos. Es ahora cuando llega la noticia del revuelo que hay en Madrid porque Grimaldo ha sido destituido y Floridablanca es el nuevo Secretario de Estado. Al final todos son libres, y acaba la obra con la gran alegría de todos los personajes.

En cuanto al aspecto musical, esta zarzuela contó con un repertorio muy variado, en el que se combinaron varios géneros musicales, incluso jotas, la cual una de ellas fue interpretada por el grupo de danzas de Arnedo.