Se permite el desplazamiento a las huertas de Arnedo para el autoconsumo

407

Los ciudadanos que dispongan de huertos de autoconsumo podrán finalmente desplazarse a ellos a recoger sus productos. Esta era una de las peticiones más demandadas por los arnedanos durante el estado de alarma, y que finalmente llega tras flexibilizarse algunas restricciones por parte de la Delegación del Gobierno, según anuncia el alcalde de Arnedo, Javier García, a través de sus redes sociales. Este nuevo permiso entrará en vigor el viernes 24 de abril, por lo que a partir de esta fecha ya se podrá acudir a estos huertos. «Tras las conversaciones mantenidas durante los últimos días con la Delegación del Gobierno de España en La Rioja, se flexibilizará el desplazamiento a los huertos», apunta García. No obstante, la apertura, manifiesta el alcalde, va a tener una «pautas claras» y se van a establecer «controles exhaustivos» para evitar los abusos que se dieron en la primera semana del estado inicial de alarma.

Las condiciones a seguir son las siguientes:

  • Máximo de dos días por semana y durante el tiempo estrictamente necesario para realizar la labor.
  • Actividad restringida a recolección de frutos y actividades agrícolas. Prohibido uso recreativo.
  • Desplazamiento solo en el mismo término municipal o en el inmediatamente limítrofe.
  • Desplazamiento individual. Solo una persona por vehículo y huerta.

Desde el Gobierno local advierten que se van a establecer controles con Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil para que, en caso de incumplirse dichas pautas, se sancione con determinación. Javier García apela por tanto «a la responsabilidad individual, recomendando no poner en riesgo la salud de nuestros mayores y evitar los contagios por contacto físico».

Esta medida también fue solicitada por el Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Arnedo, que remitió una carta a la Delegación del Gobierno en La Rioja en la que solicitaba que se valorase la adopción de medidas para permitir una actividad controlada, y que los ciudadanos pudiesen acudir a sus huertas tradicionales no profesionales para cosechar productos hortofrutícolas destinados al autoconsumo. A este petición también se sumó el Partido Riojano, porque entendían que las “pequeñas huertas para el consumo familiar suponen un importante apoyo socioeconómico”.