Veintidós mantos componen el armario de la virgen de Vico de Arnedo

1284

La virgen de Vico es una talla románica del siglo XII. Es de madera policromada y dorada. Su tipología es de las llamadas vírgenes en majestad, con el niño Jesús sentado en la rodilla izquierda de la madre pero mirando al frente. Es de tamaño pequeño, tallada solo por la parte delantera.

La imagen de la Virgen de Vico actualmente se encuentra en su capilla de la iglesia de San Cosme y San Damián, aunque hasta mediados del siglo XIX estuvo en el Monasterio de Vico.

Aunque durante todo el año la talla luce tal cual es, durante las novenas en su honor y en su día grande la parroquia le coloca un manto más llamativo, que le da volumen y vistosidad. A lo largo de la historia son varios los mantos que ha recibido como regalo. En total tiene 22 vestidos diferentes, que va luciendo cada día. De entre todos ellos, hay uno más especial, que es el manto de «gala», que data del siglo XVIII, el cual luce en su día, el 8 de septiembre. También el día previo, durante la ofrenda floral.

Manto de ‘gala’ que luce en su día, el 8 de septiembre
Manto elaborado por las monjas Clarisas en 2020
Manto bordado por las monjas Clarisas en 2020
Manto azul con el que suele comenzar cada año sus novenas
Manto de ganchillo

Manto de terciopelo verde botella