“La lata que conserva”

866

“Las latas que usamos a diario, no sólo conservan los alimentos, sino que además contribuyen a conservar el medioambiente si se reciclan adecuadamente”

Fernando Blázquez (Delegado de Ecoembes)

Aprovechando el mercadillo semanal que cada lunes se instala en la Plaza de España, se presentó ayer en Arnedo la campaña “La lata que conserva”. Una iniciativa del Gobierno de La Rioja, el Consorcio de Aguas y Residuos y Ecoembes, pionera a nivel nacional y que hasta el próximo 2 de mayo recorrerá 30 municipios de La Rioja Baja, para concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de reciclar envases domésticos, en especial los metálicos, que se depositan en el contenedor amarillo.
Una iniciativa más de sensibilización sobre el reciclaje en una comunidad que deja unos resultados muy positivos en esta materia, con un 29% más de envases ligeros en el contendor amarillo que la media nacional, y un 50% más en el contendor azul de recogida de papel y cartón.
Esta campaña constará de varias acciones como el buzoneo de folletos informativos, colocación de cartelería y presencia de puestos con monitores en las distintas ciudades riojanas, donde explicará a los ciudadanos qué residuos se pueden depositar en el contenedor amarillo. Desde Ecoembes, una entidad sin ánimo de lucro con la que colaboran 12.000 empresas envasadoras además de las administraciones locales y regionales, han conseguido recuperar más de 15 millones de envases, con los que se podrían llenar 3.000 estadios como el de Las Gaunas. Una importante cantidad de material reciclado, que también ha supuesto ahorros considerables en energía.
En cuanto al aspecto social del reciclaje, desde Ecoembes también quisieron resaltar la creación de 42.000 empleos al año. Por su parte el Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Iñigo Nagore, felicitó a los riojanos por su buena actuación en materia de reciclaje, pero manifestó que hay que seguir trabajando para mejorar. Y en el caso de los envases metálicos, que centran esta campaña, destacó las enormes posibilidades de recuperación que tienen el acero y el aluminio.
Y con ese objetivo de mejora, sobre todo en lo referente a residuos de construcción y demolición o de cara a la recogida selectiva de materia orgánica que en La Rioja todavía no se ha implantado, pero que es un tema a abordar; el consejero informó de que ya está en periodo de exposición pública el nuevo Plan de Residuos de La Rioja, que espera estar aprobado en dos o tres meses. En este sentido, Nagore animó a los riojanos a consultar este documento y a hacer sus aportaciones, para que dicho plan sea lo más realista posible.