Ordenanzas Municipales 2015 aprobadas

765

 “La gente de Arnedo desde el año 2009 tras la revisión catastral está pagando mucho más dinero por la contribución de lo que pagaba, y no tengo que ahondar mucho en esto porque los ciudadanos lo saben muy bien porque la pagan. Por mucho que quieran maquillarlo, no lo van a conseguir”

Javier García (Secretario General PSOE Arnedo)

El Impuesto de Bienes Inmuebles, también conocido como la Contribución, fue el asunto que más debate generó durante la sesión extraordinaria de pleno celebrada ayer en el Consistorio Arnedano. Y es que el Equipo de Gobierno ha modificado el tipo impositivo, bajándolo de un 0,70% a un 0,64% a aplicar el año que viene. De esta forma, desde el área de Hacienda pretenden paliar el 10% que se aplica en cada revisión catastral. Pero esta medida no convence al Partido Socialista, desde donde defienden que ésta no es una bajada real del Impuesto de bienes Inmuebles, únicamente del tipo impositivo. Contando con varios ejemplos reales, los socialistas aseguran que ni en ésta ocasión, ni los años anteriores, se ha conseguido bajar este impuesto, lo que ha repercutido directamente en los ciudadanos.
Pero los socialistas no fueron los únicos que se posicionaron a este respecto. Los Hermanos Álvarez, por su parte, felicitaron al Equipo de Gobierno porque según afirman, este año será el primero que el Impuesto de Bienes Inmuebles baje de forma real, después de arrastrar una subida del 7% desde 2011. Por este motivo, los concejales no adscritos votaron a favor de la modificación de esta ordenanza municipal.
Desde el área de Hacienda, su titular Pedro Marín defendió las decisiones del Equipo de Gobierno en cuanto a este impuesto durante los últimos años, asegurando que en esta legislatura han bajado el tipo 18 puntos, y que de 12.798 recibos de la contribución, bajarán 9.392, datos que estima positivos y que benefician a la mayor parte de la ciudadanía.
Por su parte, el Alcalde de Arnedo Juan Antonio Abad afirmó haber actuado con responsabilidad hacia los vecinos, y que las revisiones catastrales son necesarias para darle el valor real al que considera el bien más preciado del ciudadano, su casa.
La modificación del IBI se aprobó finalmente con el único voto negativo del Partido Socialista. En cuanto al resto de modificaciones del impuesto de Plusvalía, la Tasa del Cementerio, los cambios en las fechas del pago fraccionado y los precios públicos, todos ellos se aprobaron por unanimidad. A pesar de esto, la oposición mostró su disconformidad en cuanto a los precios públicos relativos a cultura y formación, respecto a lo cual tanto los socialistas como los Hermanos Álvarez aseguraron que el Ayuntamiento puede esforzarse más, puesto que se trata de una inversión en la ciudadanía, y a pesar de que arrastre pérdidas, ofrece la oportunidad de acceder a la cultura a personas con o sin recursos.