Diego Urdiales cierra en Ávila una de sus mejores temporadas

793

El torero arnedano Diego Urdiales hizo en la tarde de este domingo su último paseíllo en esta temporada. Y lo hizo triunfando en la plaza de toros de Arenas de San Pedro, en la provincia de Ávila.

Urdiales

Tres orejas cortó el matador de toros de Arnedo en una tarde en la que bordó principalmente el toreo al natural. Con hondura y empaque trazó muletazos largos, con profundidad y llenísimos de torería. Una oreja le cortó a un toro de Torrestrella y dos a un animal de San Pelayo. Con esta tarde triunfal, Diego rubricó una temporada tan extraordinaria como apasionante.

La tarde de ayer fue el broche a una temporada en la que Diego Urdiales ha realizado un total de 24 paseos. En cinco de ellos ha salido por la puerta grande, pero ha dejado en otras muchas plazas faenas que quedarán para el recuerdo.

Una gran temporada

El primero de estos paseíllos tuvo lugar allá por el mes de marzo, concretamente el día 14 en la localidad gaditana de Ubrique. Tras esta primera tarde, en la que Diego regresó a los ruedos tras la llegada de la pandemia, y en un clima todavía complicado e incierto por la evolución del coronavirus, Urdiales continuó su temporada por plazas como Villanueva del Arzobispo (Jaén), Nimes (Francia) o Vistalegre en Madrid. Esta última fue una de sus primeras plazas importantes en el mes de mayo. En ella cortó una oreja de mucho peso tras una faena en la que destacó por su entrega a la hora de hacer el toreo, esa misma verdad con la que ha afrontado todos sus compromisos. 

En Burgos cortó tres orejas, en Santander también consiguió cortar una, en Gijón cortó otro trofeo y también en la localidad francesa de Mont de Marsan. A estos triunfos, Urdiales ha sumado más puertas grandes, en Alfaro, en Colmenar Viejo, y en Tomelloso.

En las localidades de Albacete, Salamanca, Logroño también ha hecho el paseíllo, y en esta recta final, el puerto de Sevilla dos tardes y el de Las Ventas han marcado su periplo. 

Sin lugar a duda, esta temporada estará marcada por la regularidad en la que ha emocionado con su toreo, y por la extraordinaria faena que obró en La Maestranza (Sevilla), en la que llegó al corazón de la capital hispalense tras una faena maciza llena de inspiración con la que cortó dos orejas. Urdiales cerró este domingo, por tanto, una de sus mejores temporadas.