La Rioja recibirá 3,47 millones de euros para la Formación Profesional para el Empleo

El Consejo de Ministros ha aprobado también la creación de 14 nuevas cualificaciones profesionales y la actualización de otras 11.

455

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy martes, 27 de abril, a instancia del Ministerio de Educación y Formación Profesional, el acuerdo por el que se autoriza la propuesta de distribución de 683.249.680 euros a las comunidades autónomas para la Formación para el Empleo.

En concreto, La Rioja recibirá 3.478.083 euros. De ellos, 2.793.336 euros se destinarán a oferta formativa para trabajadores desempleados; otros 585.127 euros para oferta formativa de trabajadores ocupados; y 99.619 euros para programas específicos convocados por las comunidades autónomas, tanto para trabajadores ocupados como para desempleados.

No están incluidas en esta distribución las actuaciones financiadas con cargo a créditos del Servicio Público de Empleo Estatal.

Las comunidades autónomas se comprometen a desarrollar las actuaciones entre el 1 de septiembre de 2021 y el 31 de diciembre de 2022.

Estas actuaciones deberán estar dirigidas a las necesidades del mercado laboral en relación con las acciones vinculadas al Catálogo Nacional de las Cualificaciones, es decir, a la formación para el empleo acreditable.

Además, el Consejo de Ministros ha aprobado, también a propuesta del Ministerio de Educación y Formación Profesional, el Real Decreto por el que se establecen 14 nuevas cualificaciones profesionales de las familias Agraria; Comercio y Marketing; Energía y Agua; Hostelería y Turismo; Instalación y Mantenimiento; Madera, Mueble y Corcho; Marítimo-Pesquera, y Transporte y Mantenimiento de Vehículos, que se incluyen en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales. También se actualizan otras 11 cualificaciones.

Estas actualizaciones y nuevas cualificaciones se enmarcan en el Plan de Modernización de la Formación Profesional que está desarrollando el Ministerio de Educación y Formación Profesional y que tiene, entre otros objetivos, el redimensionamiento de la oferta formativa y su actualización para dar respuesta a las necesidades de cualificación de los sectores productivos.