50 años Cruz Roja

793

El Teatro Cervantes acogió la gala de conmemoración del 50 Aniversario de Cruz Roja

La Asamblea Comarcal de Cruz Roja celebró una gala que bajo el título “Cruz Roja en Arnedo, 50 años de Historia” hizo un breve repaso al medio siglo que esta institución lleva ayudando a quien lo necesita. No han sido pocos los cambios, ni los voluntarios, y mucho menos las novedades a las que Cruz Roja de Arnedo ha tenido que ir adaptándose a lo largo del tiempo. Pero a pesar de las dificultades, de los retos y de las trabas que se han podido encontrar en el camino tanto los miembros de esta Asamblea Comarcal como sus presidentes, esta entidad ha sido capaz de crecer y no olvidar sus prioridades: ayudar, colaborar, asistir y apoyar a aquellas personas que lo necesitan.
A través de un acto humilde y sencillo, los presidentes y delegados Javier Puerta, Javier Pérez Pérez, Santiago Álvarez y Miguel Ángel Aróstegui, de la mano del que fuera también presidente José María Marcolaín, amenizaron cada instante con sus anécdotas e impresiones de cada momento, de cada sección y de cada transformación de Cruz Roja.
Pero si algo se trasladó a los allí presentes fue la voluntad de homenajear a todos aquellos que han pasado por la Asamblea, tanto a los fundadores y creadores del primer comité, entre ellos Félix Gil, fundador de la institución en Arnedo en 1964 como a sus compañeros voluntarios. Por ello se les otorgó un obsequio y una ovación, con el fin de ensalzar la entrega y la iniciativa que tuvieron hace ya 50 años. Todo comenzó sin apenas recursos, sin sede, pero nada frenó la progresión de la entidad. Comenzaron asistiendo en la plaza de toros, los encierros y el campo de fútbol; más tarde se creó un retén de 18 soldados, y se fueron ubicando en diversos lugares de la ciudad que hacían las veces de sede. A partir de ahí continuaron progresando, con la banda de cornetas y tambores de Cruz Roja, las ampliaciones de personal gracias al servicio militar y a los objetores de conciencia, la creación de la sección de montaña o la unidad femenina, y otros tantos avatares que han ido aportando novedad y crecimiento a la Asamblea Comarcal.
No faltaron anécdotas, reconocimientos a los familiares de los fallecidos, así como a los socios, aplausos, sentimiento, lágrimas y buenos recuerdos. Todo ello bajo un análisis del pasado, conscientes del presente para poner la mirada sobre el futuro. Y es que a día de hoy, con la recién inaugurada sede sita en el antiguo centro de salud, Cruz Roja de Arnedo ofrece multitud de servicios a los usuarios. Los voluntarios y los técnicos debidamente formados son capaces de asistir un accidente en alta montaña o en la calle, prestan su auxilio durante los actos y eventos multitudinarios, como las fiestas o los actos deportivos. Pero también se ocupan del apoyo escolar, de la enseñanza del castellano a inmigrantes, de apoyo psicológico y de la detección de problemas domésticos. Igualmente atienden a otros colectivos como minusválidos, o ancianos, visitándolos y ofreciéndoles la posibilidad de contar con la teleasistencia. Ejemplos de la versatilidad y el amplio espectro que abarca Cruz Roja hoy en día.
Palabras como generosidad, voluntariado, continuidad, compromiso, humanidad, gratificante, neutralidad y entrega fueron las que cerraron este acto, especial por su objetivo: rendir homenaje a todas las personas que han hecho posible la historia de Cruz Roja de Arnedo, al igual que a quien hace posible su existencia hoy, aquellos que sienten la solidaridad como
parte intrínseca de quien pertenece a una Institución que siempre ha mirado por los demás en la Ciudad del Calzado durante 50 años.