Hermanos Álvarez piden cambio estructura INAR

784

“De los cuatro compromisos que tenía INAR no se ha cumplido ninguno. Los resultado son cero, pero lógicamente no es cero el resultado económico para los arnedanos”

Santiago Álvarez (Concejal Ayuntamiento Arnedo)

La empresa municipal de suelo INAR continúa siendo motivo de debate entre los distintos grupos políticos. Ayer los concejales del Ayuntamiento arnedano, los Hermanos Álvarez, volvieron a exigir al Alcalde y Presidente del Consejo de Administración de INAR, Juan Antonio Abad, el desmantelamiento de la actual estructura de INAR, de acuerdo al trabajo que actualmente realiza, y que según apuntó Santiago Álvarez, en estos momentos pasa únicamente por dar el servicio de limpieza en las instalaciones deportivas. Álvarez aseguró que INAR no ha sido capaz de desarrollar ninguno de los cuatro grandes objetivos que la empresa viene marcándose desde el año 2013: el sellado de las tierras movidas de la Urbanización el Sol, liquidar la junta de compensación del Raposal II, el nuevo colegio de La Estación y el proyecto de rehabilitación energética del Grupo del Este.
La no ejecución de estos propósitos ha llevado a los concejales no adscritos a reclamar una vez más un cambio en la estructura de INAR, y más cuando según señalaron, está costando dinero a las ciudadanos. Concretamente detallaron que les sigue costando un 20% del servicio que da al Ayuntamiento en la limpieza de la zona deportiva, pero también un 20% de otros trámites exentos de gestión, como que el Ayuntamiento le compre dos plazas de garaje, le compre el terreno ubicado bajo la Iglesia de San Cosme y San Damián o que INAR le pase al consistorio la factura de alquiler del Centro Joven.
Y para profundizar en uno de los aspectos en los que INAR está inmersa actualmente, Santiago Álvarez, se refirió al proyecto de rehabilitación energética de las viviendas del Grupo del Este. Álvarez cuestionó que el expediente se paralizara a petición de INAR, como dijo el alcalde Juan Antonio Abad, y apuntó a que este paso se dio obligado por las reiteradas demandas de algunos vecinos. Como prueba de ello, los ediles no adscritos mostraron una serie de documentos que durante los pasados meses de diciembre y enero remitió la presidenta de la comunidad de vecinos al Ayuntamiento, argumentando que INAR no estaba respetando los derechos de los implicados.
En estos momentos el proyecto de rehabilitación energética espera la confirmación del Gobierno Central de que las subvenciones que recibirán los vecinos del Grupo del Este no afectarán a las pensiones que puedan cobrar. Una vez conocida esta decisión serán los vecinos de esta barriada arnedana los que tendrán es su mano seguir adelante o no con esta actuación.