Pre-estreno «Holy Shit»

655

«En nuestro grupo se han dado las condiciones idóneas para que todo vaya saliendo, gente de la misma edad, mismos gustos y en Arnedo, gracias al festival Octubre Corto y a otros contextos culturales teníamos la base necesaria para seguir dedicándonos a esto»

Mario Arpón (Director de cine)

Cinco años han pasado desde que en noviembre del año 2009 estrenaran su primer cortometraje. Durante todo este tiempo la productora de jóvenes arnedanos JVP ha ido creciendo en el mundo audiovisual hasta que el pasado año, dentro del Festival de Cine Octubre Corto, sorprendieron a los vecinos de Arnedo con su aclamado largometraje «Camino Fácil». Este proyecto lejos de convertirse en la cima de su montaña, fue el aliciente perfecto para seguir trabajando, investigando y creando, y es que la pasión de estos jóvenes por el cine les ha llevado a no dejar de recorrer este camino. El pasado fin de semana, nuevamente dentro del Festival de Cine Octubre Corto, Mario Arpón y Aitor Berás estrenaron un nuevo proyecto, su nuevo cortometraje «Svetlana no es Lesbiana». Un trabajo experimental y original que nace con el objetivo de unir en forma de cortometraje las idea de estos dos jóvenes acerca del ser humano y que ha contado con la colaboración se mucha gente, aunque sin que fueran conscientes de ello. Y es que en esta historia surrealista cargada de metáforas visuales, Mario y Aitor han querido elevar a la categoría de arte la imagen y el sonido. Un trabajo complejo, pero que también ha despertado diferentes sensaciones en los espectadores, llegando incluso a sentirse identificados tras su visualización.
Pero sin duda el gran proyecto de estos jóvenes, al que dieron forma durante el pasado verano, es su segunda película «Holy Shit». Tras el gran respaldo que los vecinos de Arnedo dieron a su primer largometraje «Camino Fácil», ahora JVP Producciones regresa a la gran pantalla con una nueva historia sobre el mundo de la comunicación y el espectáculo, que surgió de la necesidad de seguir creciendo y creando.
«Holy Shit» es una reflexión sobre la dignidad humana enmarcada en el mundo del espectáculo, de ahí el título del largometraje, una frase hecha que viene a significar que no es oro todo lo que reluce. Una segunda gran producción en el que el equipo ha ganado en seguridad, conocimientos y experiencia. La formación en el mundo audiovisual del los creadores de «Holy Shit» ha permitido pulir la realización, y en este segundo largometraje rodado en Madrid, Bilbao y Arnedo, se nota también una mayor madurez emocional, algo que aporta importantes toques de calidad a la película. Son conscientes de los medios de los que disponen y adaptan sus proyectos a ellos, pero esto no hace que pierdan la ilusión y las ganas de seguir adelante y es que la conexión entre los miembros del grupo y su amor por el cine les ha llevado a dar salida a interesantes proyectos culturales.
Este equipo de diez personas vivirá mañana viernes 24 de octubre una jornada importante, ya que la Sala Kikos acogerá el pre-estreno su segunda película, «Holy Shit». Un pase, que se enmarca en el Festival Octubre Corto, y que irá dirigido a todas aquellas personas que han colaborado en la realización de este proyecto. Tras esta primera puesta de largo, el recorrido de «Holy Shit» es incierto, ya que su distribución es imposible sin una marca detrás que la respalde. Aún así ya están trabajando para acceder a festivales de cine más modestos que San Sebastián o Cannes, y mantienen la esperanza, de que aflore en España una nueva corriente de jóvenes realizadores que podría cambiar el panorama cinematográfico nacional.
Y en ese camino está el equipo de JVP Producciones. Su empeño, sus ganas y su ilusión superan con creces los obstáculos a los que se puedan enfrentar. Prueba de ello son sus trabajos que no paran de crecer, al igual que ellos, que en cada proyecto se sienten más cómodos y seguros; y es que tienen por delante un prometedor futuro para seguir desarrollando todo su talento.