Reconocimiento de la Fundación Atapuerca a la Ciudad de Arnedo

722

“Para cualquier director de museo, para cualquier arnedano, para cualquier persona amante de las ciencias de la tierra, es un orgullo, un honor y una satisfacción teneros (a los empresarios colaboradores) siempre apoyando este proyecto” 

Santiago Jiménez (Director del Museo de Ciencias Naturales de Arnedo)

Cuando al Director del Museo de Ciencias Naturales Santiago Jiménez le plantearon el desarrollo del XVII Congreso Mundial de la Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas él no lo dudó un segundo, y de su espíritu inquieto e inconformista, surgió la petición de que una de las Conferencias se desarrollase en Arnedo. Tras estudiar las posibilidades y mover algunos hilos, el deseo del Alcalde prejanero se cumplió. El Teatro Cervantes se llenó de científicos, especialistas y público arnedano para presenciar y ser partícipes de la charla “Los primeros pobladores de Europa” el pasado 6 de septiembre.
Este evento no hizo sino apretar con fuerza los lazos que unen a la Fundación Atapuerca con Arnedo y con su Museo de Ciencias Naturales, que colaboran desde hace años para apoyar los yacimientos y los descubrimientos que en ellos se logran, teniendo también en cuenta la inestimable colaboración de las empresas arnedanas, que con sus donaciones al Museo, han contribuido a su crecimiento y prestigio en toda España. Así lo afirmó el propio Santiago Jiménez durante el acto de agradecimiento de la Fundación al Consistorio y a la Ciudad, por contribuir al éxito de este congreso mundial. Durante este acto, también salió a la palestra la utilización del futuro y reformado Nuevo Cinema tras la celebración de la Exposición La Rioja Tierra Abierta, para la instalación del Museo de Ciencias Naturales, algo que ya es un compromiso, y para lo cual, su Director Santiago Jiménez pidió la continua colaboración de la Fundación Atapuerca, desde donde se comprometieron en la labor de aportar y mejorar la cantidad de material de que dispone el museo a día de hoy, así como la disposición a la hora de celebrar conferencias con la participación de profesores, doctores y especialistas de la Fundación.
Pero Santiago Jiménez no ha conseguido llegar tan lejos sin insistir a los interesados, por eso, en su afán de exportar aún más el nombre de Arnedo y su Museo de Ciencias Naturales, solicitó por escrito el reconocimiento oficial de Atapuerca a su Fundación, a las empresas colaboradoras y al Ayuntamiento arnedano, quienes firmaron el documento, un compromiso para estudiar la posibilidad de ofrecer en un futuro una beca con el fin de continuar apoyando la formación y la divulgación de conocimientos entre los jóvenes.
Desde la Fundación, agradecieron el apoyo de la Ciudad de Arnedo con la entrega de una original estatuilla construida con un martillo, simbolizando los trabajos de cada día de temporada en Atapuerca, que permiten realizar estudios concretos y hacer descubrimientos y hallazgos sobre nuestros orígenes.
Pero el Director General de la Fundación, Eudald Carbonell, también quiso aprovechar la oportunidad para manifestar su descontento con la situación actual de la investigación en nuestro país. Un contexto que considera irrevocable, y en el que además se pierden a los profesionales mejor preparados, que emigran a otros países donde sus estudios y trabajos son más reconocidos. Carbonell insistió en la necesidad de invertir en la ciencia y en la investigación y apuntó que desde la Fundación Atapuerca no se ha recortado en formación nunca, sí lo han hecho en otras materias, dejando intactas las becas que ofrecen cada año, apostando por rejuvenecer y mejorar la comunidad científica en la medida de lo posible.
A pesar de la situación desfavorable para la ciencia y la investigación, ante la acuciante crisis que sufre nuestro país, reconforta conocer colaboraciones como la de la Fundación Atapuerca, las grandes firmas arnedanas y españolas que la apoyan y el Ayuntamiento de Arnedo con el Museo de Ciencias. Un conjunto de motores que proporcionan movimiento a las ciencias de la tierra, al conocimiento y a la investigación, una apuesta por que los profesionales del presente y del futuro sigan asombrándonos con sus descubrimientos.