PSOE apuesta por la municipalidad

793

“De 8 cabeceras de comarca, 6 están gobernadas por el PSOE; por lo tanto, los ayuntamientos del cambio en La Rioja son los encabezados por los alcaldes y las alcaldesas socialistas”

Javier García (Secretario General del PSOE de Arnedo)

La Plaza de España de Arnedo y el mercado de los lunes son un clásico en las campañas electorales, y para muestra un botón. En la mañana de ayer, el Partido Socialista visitó este emblemático punto arnedano para hablar sobre la importancia de los municipios y de la política local. Cuando se cumplía un año de la toma de posesión de los gobiernos municipales, Javier García destacó que de 8 cabeceras de comarca en La Rioja, 6 están lideradas por el Partido Socialista. El Secretario General del PSOE de Arnedo añadió además que la política local es compleja pero necesaria y que las acciones que llevan a cabo les distinguen en lo social.
Por su parte, el senador Francisco Martínez-Aldama defendió el trabajo de los alcaldes socialistas de la región durante este primer año de legislatura, criticando duramente la Ley de Reforma Local del Partido Popular y abogando por derogarla en el caso de llegar al Gobierno Nacional.
Martínez-Aldama apostó por lo que denominó “pueblos vivos” y por potenciar los servicios públicos de proximidad, asegurando que el garante de la relevancia del municipalismo es el Partido Socialista. Ambos líderes declararon su orgullo por este primer año de legislatura local y pidieron el voto para Pedro Sánchez y su equipo de cara al próximo 26-J.
Pero además, esta misma mañana Aldama ha vuelto a la Ciudad del Calzado con el objetivo de marcar las prioridades de los socialistas en materia de pensiones. Según ha asegurado, el Partido Popular es el enemigo de los pensionistas, basando sus argumentos en la ley de reforma de las pensiones que se aprobó en solitario y sin consenso, eliminando la revalorización con el IPC e implantando el copago de casi 500 medicamentos que anteriormente eran gratuitos para los pensionistas; además de la reforma laboral, que ha provocado sueldos más bajos y por tanto, menos recaudación por cotizaciones a la Seguridad Social.
De esta forma, los socialistas proponen una medida que denominan novedosa y valiente, subir los impuestos a las rentas más altas y crear una partida en los Presupuestos Generales del Estado para complementar la inyección económica que vuelva a reactivar la “hucha de las pensiones”. En el caso de llevar a cabo esta iniciativa, lo harían contando con el consenso de los grupos políticos en el Pacto de Toledo.