Exposición de Josefina del Río

1500

Las pinturas de Josefina del Río se podrán visitar en el Centro Fundación Caja Rioja-Bankia hasta el próximo 8 de noviembre

Color, paisaje y talento; esto es lo que se van a encontrar quienes visiten la sala principal del Centro Fundación Caja Rioja-Bankia de Arnedo. Y es que Josefina del Río ha recopilado sus pinturas para mostrarlas ante el público arnedano. Tras exponer en lugares como Madrid, Ferrol o Logroño, llega a nuestra ciudad para deleitar a los ciudadanos con sus trazos, sus pinceladas y su particular visión de los paisajes que pinta.
Esta artista gallega, afincada en Madrid y residente por temporadas en la localidad de Villarroya, ha conseguido retratar aquello que le gusta. Aficionada a viajar, en sus pinturas podemos encontrar lugares como Huesca, La Rioja, o incluso Suiza. La técnica que más utiliza es el óleo, de hecho dice sentirse maravillada con él, puesto que corregir errores es fácil, y a pesar de que probó su talento con la escultura o el modelado, las posibilidades que le ofrecía la pintura fueron esenciales en su decisión de hacer aquello que le gusta.
A pesar de admitir que no le dedica mucho tiempo a esta afición en su día a día, un par de horas por la mañana y lo mismo por la tarde, pero no todos los días, asegura que siempre le gustó pintar. Josefina del Río empezó a desarrollar su creatividad sobre el papel gracias a una profesora inquieta, y fue creciendo en el mundo del arte una vez casada, para centrarse en la pintura más tarde, y dar clases con el artista sevillano Enrique Aragón, con el que aún continúa aprendiendo.
Josefina del Río pinta con el corazón, de una forma espontánea y autodidacta. Así define ella su talento, pero no hace falta fijarse mucho en sus pinturas para adivinar el cariño que pone a cada una de ellas o para darse cuenta de la calidad de los trazos, las pinceladas y el resultado final. Asegura que a veces su metodología quizá no siga tantas normas como debiera, y a pesar de ello es capaz de asombrarnos con sus obras, en las que se sumerge disfrutando de cada movimiento pincel en mano.
La artista asegura que no hay nada nuevo, que está todo inventado, pero que su inquietud le lleva a probar cosas distintas, por ello realiza cambios a sus propias pinturas, ofreciendo una visión personal y única de un lugar, un paisaje, un detalle.
El entorno de esta pintora gallega favorece su creatividad y la motiva para continuar expresando su arte a través de sus cuadros. Del Río asegura sentirse afortunada por contar con el apoyo incondicional de sus amigos y familiares, que ensalzan su labor con el pincel y continúan animándola en esta bonita afición.
Con la dedicación y el talento como aliados, Josefina del Río afirma que continuará pintando y exponiendo todo lo que pueda, para gusto y deleite de aquellos que admiren su obras. Y a los que aún no las conocen, podrán descubrir a la artista en esta muestra hasta el próximo 8 de noviembre, y dejarse llevar a aquellos lugares que le han servido de inspiración.