Jorge Sanz, premio ‘Rafael Azcona’

916

“Me encanta la gente. Llegué a pasar una mala temporada por culpa de la fama, pero me di cuenta de que la gente es maravillosa y aprendí a quererla”

Jorge Sanz (Actor)

El Festival de Cine Octubre Corto continúa su recorrido y el pasado sábado tuvo lugar uno de los actos centrales del certamen, la entrega del Premio Rafael Azcona. Tanto por su vinculación con el cineasta riojano como por la trayectoria que le precede, Jorge Sanz fue el actor que recibió este galardón en una gala celebrada en el Teatro Cervantes. El escenario perfecto para una mesa redonda moderada por el también guionista y escritor riojano Bernardo Sánchez, en la que el actor estuvo arropado por cuatro de sus fieles amigos a los que considera parte de su familia. Durante esta sobremesa el galardonado relató numerosas anécdotas de su recorrido en el mundo cinematográfico, en el que debutó con 9 años en 1979 en la película “La miel”. A partir de ahí protagonizó numerosos títulos, e incluso interpretó al joven Conan en “Conan el bárbaro”, protagonizada por Arnold Schwarzenegger. Premios como el Goya por “Si te dicen que caí” o el Fotogramas de Plata, junto al reconocimiento popular por su trayectoria, le avalan en esta carrera que considera maravillosa, y a la que llegó tal como relata, por una casualidad.
Y es que Jorge Sanz se convirtió en un rostro destacado entre el ambiente cinematográfico, protagonizando numerosas películas como “Belle Époque”, “Los peores años de nuestra vida” o “La niña de tus ojos”, de la cual se está preparando una segunda parte casi 20 años después con el mismo reparto.
En lo personal, el actor aseguró que siempre ha disfrutado de este oficio y de lo que conlleva, aunque también confesó que tuvo una mala época en la que la fama lo superó y se dedicó a recorrer playas de Sudamérica hasta que se plantó y se dio cuenta de que su sitio estaba en nuestro país y de que la gente es maravillosa, apreciando el cariño de todos quienes se querían acercar a él.
De las manos del Director General de Cultura Eduardo Rodríguez Osés, Jorge Sanz recibió el premio Rafael Azcona, una miniatura de la estatua que simula la visión del cineasta instalada en la Puerta Munillo. Agradecido por el premio, se lo dedicó al propio Rafael Azcona, también a su familia, en especial a su mujer, dando las gracias tanto al festival como a la ciudad.
Tras aproximadamente dos horas de sobremesa y con el premio en la mano, Jorge Sanz tuvo la oportunidad de brindar con vino de nuestra tierra, y de ver el vídeo de homenaje que Octubre Corto había preparado para él. Con los aplausos y el calor del público, tras la gala se prestó a sacarse fotos con los ciudadanos, incluso se atrevió a montarse en el Delorean del hall del Cervantes, demostrando la humildad y la cercanía que forman parte del carácter inconfundible de este reconocido actor.