Primer pleno de la legislatura

694

“Nos comprometemos a ofrecer más transparencia a los partidos de la oposición y enviaremos todas las actas de las juntas de gobierno a los portavoces de los grupos”

Javier García (Alcalde de Arnedo)

Con algo de confusión y en una primera toma de contacto, la nueva composición del Pleno Municipal ocupó sus asientos en la tarde de ayer durante la celebración de la primera sesión extraordinaria de la legislatura. Con 7 puntos en el orden del día, los asuntos a tratar se referían a la organización municipal de la corporación, así como sus respectivos cargos y retribuciones. Así, se aprobó la liberación de dos concejales socialistas, María Jesús Gil de Muro, que será además primera Teniente de Alcalde y cobrará 27.000 Euros brutos al año, y Raúl Domínguez, 5º Teniente de Alcalde, que cobrará 24.000 Euros brutos anuales. Asignaciones que se unen a los 45.000 Euros de sueldo del Alcalde, Javier García, cuyo grupo detalló que se trata de un 15% menos que la media de lo que cobró Juan Antonio Abad cuando percibió sueldo de alcaldía.
Este asunto fue criticado por la oposición, y es que desde el Grupo Municipal Popular, su portavoz Antonio Eguizábal aseguró que con Abad el ahorro del consistorio fue de un 100%, ya que únicamente cobraba el sueldo de diputado.
Por su parte, desde Ciudadanos expresaron su disconformidad con dicha organización, ya que consideran que el Ayuntamiento se puede gestionar pagando el sueldo del alcalde y de un único concejal más liberado.
En este mismo punto, se aprobó también la retribución de cada concejal por cada pleno ordinario (85,50 €), por cada pleno extraordinario (47,50 €), por el cargo de presidente o presidenta de una comisión (104,50 €) y por ser vocal (33,25 €), además de las retribuciones de los miembros de la Junta de Gobierno (76 €). Ésta, estará compuesta por Maria Jesús Gil de Muro, Raúl Domínguez, José Luis Rubio, María Jesús Zapata, María Jesús de Orte y el alcalde Javier García.
Durante la sesión extraordinaria de pleno también se aprobó la creación de las distintas comisiones, un tema respecto al cual el edil de Ciudadanos Pedro Marín mostró su disconformidad, alegando que el número de comisiones es demasiado alto, y que reducirlo sería un ahorro para las arcas municipales.
Otro de los asuntos plenarios fue el nombramiento de representantes en los órganos colegiados, como el Consejo de Administración de INAR, que está compuesto por Javier García, María Jesús Gil de Muro y José Luis Rubio por parte del equipo de gobierno, Jesús Gil de Gómez por el Partido Riojano y Miguel Pujada de Izquierda Unida. En esta ocasión, Ciudadanos no formará parte de este órgano y tampoco lo hará el Partido Popular, desde donde consideran que el alcalde Javier García no es coherente con respecto a su discurso sobre la empresa municipal en los últimos años.
Por su parte, Pujada añadió que su grupo municipal prefería estar al tanto de lo que ocurre en el Consejo de Administración de INAR y en el caso de que hubiera que hacer alguna modificación importante, hacerla desde dentro de su estructura.
En cuanto a la retribución que se estableció para la figura de la secretaria del Alcalde es de 23.000 Euros brutos al año. En este sentido, tanto Ciudadanos como el Partido Riojano manifestaron su deseo de que dicho trabajo se hiciera por parte de algún funcionario municipal, con el objetivo de continuar en la línea de la austeridad.
Para cerrar el pleno, la intervención del Alcalde se centró en los compromisos que el Equipo de Gobierno adquiere con el resto de partidos con representación municipal, como la cesión de un espacio en el Ayuntamiento, la posibilidad de usar el salón de plenos o la sala de las torres para las ruedas de prensa o el envío de las actas de todas las juntas de gobierno a los portavoces independientemente de su color político. Medidas que califican como una prueba de la transparencia y un mejor trato a los partidos de la oposición.
Esta sesión extraordinaria aprobó la periodicidad de la celebración de plenos ordinarios con carácter bimensual, a pesar de la propuesta de Ciudadanos y Partido Riojano de celebrar uno cada mes, ofreciendo así a los grupos de la oposición la oportunidad de participar como órganos de control al gobierno con más frecuencia.