Terminada la Pasarela de San Blas

1624

“Debemos darle uso a esta pasarela; para ello proponemos a los arnedanos que crucen el Cidacos por este puente no solo para acceder a las fincas al otro lado sino para conocer parajes de Arnedo que para muchos son aún desconocidos”

José Luis Rubio (Concejal de Urbanismo)

La pasarela sobre el río Cidacos ya es accesible para todos. Los trabajos de construcción finalizaron el pasado 3 de octubre y las obras se entregaron el día 13, tres meses después de la fecha prevista. Y es que el plazo de ejecución finalizaba el día 11 de julio, pero la iniciativa sufrió varios retrasos por complicaciones con los materiales y la construcción sobre el propio río. Por este retraso, la empresa encargada de la obra, Construcciones Solana, sufrirá una penalización de aproximadamente 1.700 Euros.
Este puente permite el paso de los ciudadanos desde la zona de San Blas hasta el otro lado del río Cidacos, a través de una estructura de hormigón en consonancia con los áridos del río y varios pilares de color arena, semejando las peñas arcillosas de Arnedo. Con el objetivo de que el resultado final no impactase tanto en el entorno, la actual corporación municipal tomó la decisión de retranquear los accesos hacia el interior del puente.
El resultado material creado sobre la idea del arquitecto arnedano Sergio Hernández es una pasarela con un vuelo por encima de los 2 metros de altura, con base de hormigón y sujeta a varios pilares con tirantes. El paso de acceso, también de hormigón pulido, está custodiado por la instalación de varias varillas de ferralla en las que se prevé de cara a la próxima primavera que la brigada de jardines instale la plantación de varias especies de trepadoras con hojas de distintos colores, disminuyendo así el impacto visual de la pasarela.
La idea, además, es darle más usos de los previstos, para lo cual desde el Ayuntamiento animan a los arnedanos a que lleguen a través de ese paso a la zona de La Pedrosa y subir por el camino de Las Coronas para contemplar las huertas tradicionales con su belleza paisajística.
Con esta actuación finalizada ahora la próxima tarea es que la Confederación Hidrográfica del Ebro se ocupe de finalizar los trabajos de parte de la escollera a la altura del tanque de tormentas. En total, esta construcción ha alcanzado los 103.999 Euros con un sobrecoste de entre 3.000 y 4.000 Euros que aún está por determinar.