XII Concurso Consumo Responsable

1039

“Hemos comprobado que muchos de los participantes tienen una idea un poco negativa sobre la publicidad y hemos intentado valorar aquellos trabajos que plasman la necesidad de tener un criterio a la hora de valorarla”

Raúl Domínguez (Concejal de Atención Ciudadana)

El resultado del talento y la creatividad de los participantes en el XII Concurso de Consumo Responsable ya puede verse en la planta baja del Centro Joven de Arnedo. Y es que esta mañana, el Concejal de Atención Ciudadana Raúl Domínguez y la responsable de la OMIC Marisol Rodríguez han inaugurado la exposición de los trabajos presentados al certamen.
Bajo el lema “Publicidad: ¿Te lo crees todo?” este concurso ha contado con la participación de más de 1.500 niños de los centros educativos arnedanos, entre los que desde el propio colegio se ha hecho una preselección de dos obras por clase. Tras ella, el jurado compuesto por dos concejales del Ayuntamiento, dos profesores de dibujo y la responsable de la OMIC, seleccionó a los ganadores. En la modalidad de dibujo y categoría de 1º y 2º de Primaria el primer premio ha sido para Erik Soldevilla, mientras que en la categoría de 3º y 4º ha recaído en Jorge Pinós. Por su parte, de entre las redacciones de 5º y 6º la ganadora ha resultado la de Pablo Gil de Gómez.
Este año el objetivo era hacer reflexionar a los más pequeños sobre la utilidad de la publicidad y que aprendan a distinguir los beneficios y los perjuicios que conlleva.
Según explica Domínguez, la idea que tienen los niños en general sobre la publicidad es negativa, pero parte de ellos ha sabido distinguir entre lo positivo y lo negativo de este concepto y plasmarlo sobre el papel, algo que han querido valorar desde el jurado. Se trata de un tema interesante y complejo que trata de hacerles pensar.
El dibujo ganador será la imagen del calendario del contribuyente 2017 y la redacción será publicada en el libro de las próximas fiestas de San Cosme y San Damián. De esta forma, todos los arnedanos podrán comprobar de primera mano cómo nuestros pequeños son capaces de representar sus propias ideas sobre la publicidad, en ocasiones sorprendentes, pero sobre todo con arte e imaginación.