Cuaderno Reserva de la Biosfera

708

La Consejería de Medio Ambiente edita un cuaderno para dar a conocer a los más pequeños la Reserva de la Biosfera

Acercar los valores naturales y patrimoniales de la Reserva de la Biosfera de los Valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama a jóvenes de 10 a 14 años es el objetivo principal del cuaderno de educación ambiental “Descubrir la Reserva de la Biosfera”, que ha editado la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja.

Una publicación que se ha diseñado como una breve guía de viajes a través de las rutas temáticas con actividades para que los jóvenes, junto a sus familias, adquieran conocimientos generales sobre estos espacios naturales, la biodiversidad y conceptos específicos de la Reserva de La Rioja. A través de varios ejercicios se ponen a prueba los conocimientos adquiridos por los pequeños, unas páginas en las que además podrán anotar anécdotas o reflexiones y que se completan con una calculadora que mide la huella ecológica y la sostenibilidad de la forma de vida.
En esta primera edición se han imprimido mil ejemplares del cuaderno que estarán disponibles en los Centros de Interpretación de Contrebia Leucade en Aguilar del Río Alhama o en el de la Reserva de la Biosfera en el parque del Barranco Perdido para su distribución entre visitas concertadas de grupos de jóvenes. Desde la Consejería también se facilitarán a los colegios, empresas o asociaciones que lo soliciten y vayan a realizar actividades con grupos de jóvenes dentro de la Reserva y se alojen en albergues juveniles o en campamentos.
Este cuaderno de viaje ofrece además una serie de rutas por distintos lugares asociados a los recursos y proyectos más emblemáticos que se han impulsado desde la Reserva de la Biosfera. El recorrido empieza en el carrascal de Villarroya, en el que se dan a conocer las encinas como árbol representativo del territorio y como guardián del oro que muchas de ellas albergan en sus raíces: las trufas negras.
El agua también tiene un importante papel en la Reserva. Por ello, la guía propone trasladarse al Cañón del río Leza para entender la dinámica de flujo que rige la aparición de aguas subterráneas tomando como ejemplo la Fuente del Restauro, asociada tradicionalmente a una leyenda del apóstol Santiago; y también se invita a pasear por Arnedillo y disfrutar de sus aguas termales en las pozas de uso público, o a acercarse hasta la Fuente de Juan Podrida en Igea, cuyas aguas se dicen podridas por el olor que desprenden como consecuencia de la cantidad de sulfatos que contienen.
En la ruta dedicada al valle del Alhama, los chavales visitan sus minas de pirita, uno de los recursos geológicos más sorprendentes y desconocidos de este territorio; además de incluir diferentes referencias a recursos naturales como la micología.