Pleno aprueba ordenanzas municipales

923

“Si tan en desacuerdo están con las nuevas ordenanzas, sean coherentes y voten en contra, porque estamos gobernando en minoría y de esa manera nos veríamos obligados a negociar con ustedes otras ordenanzas para poder aprobarlas en pleno”

Javier García (Alcalde de Arnedo)

Pocos cambios en las ordenanzas, poco esfuerzo y dudas sobre el criterio del Gobierno Municipal. Éstas son las principales críticas de los miembros de la oposición sobre las ordenanzas municipales que regularán a partir de 2016 las tasas, los impuestos y los precios públicos. Documentos que el gobierno socialista ha modificado en algunos aspectos, como la eliminación de precios de cursos deportivos que no se cobraban por ser impartidos en Fuente Lavero, la rebaja del 20% en las entradas y abonos de las piscinas de verano y la inclusión de Arnedo en un programa nacional que supondrá la rebaja de todos los recibos de la contribución el año que viene.
Pero estos cambios no satisfacen a la oposición, desde donde se mostraron críticos y contundentes. El Partido Popular criticó la ordenanza que regula las terrazas de los bares arnedanos, que a partir de ahora se regirá por número de sillas y mesas en lugar de por metros cuadrados y mesas, como hasta ahora. En este asunto, Chus Gil de Muro aseguró que se trata de una medida que facilitará la regulación de las terrazas en zonas más complicadas para la delimitación de los espacios, como la calle República Argentina.
Desde el PP También aseguraron que una rebaja del 20% en las entradas de las piscinas de verano no supondrían un mayor número de personas haciendo uso de ellas y que si alguna familia tiene problemas en este sentido, que acuda a los Servicios Sociales, proponen además una subvención del 50 o hasta el 100% para que puedan acudir a este servicio público.
En este sentido, el portavoz de Ciudadanos, Pedro Marín, aseguró que se trata de una medida demagógica, populista e irresponsable, teniendo en cuenta el saldo negativo de las piscinas de verano y a pesar de los 18.000 Euros más ingresados el pasado verano, que aún no llegan a cubrir las pérdidas.
Otro de los puntos de discrepancia de los partidos de la oposición fue el aumento del precio de los cursos individuales de instrumental y canto de la Escuela Municipal de Música Agustín Ruiz, algo que contraponen al abono del cine comercial y cineclub en el área cultural.
Por su parte, desde Izquierda Unida también mostraron su rechazo a los cambios en las ordenanzas. Su portavoz, Miguel Pujada, aseguró que el Gobierno Municipal ha perdido la oportunidad de tomar medidas de izquierdas, le ha dado continuidad al proyecto del Partido Popular de la anterior legislatura y ha realizado pocos cambios, como la adhesión al programa para la bajada del IBI, que implica que el Ayuntamiento mantendrá el 0,64 % de tipo impositivo. Además acusó al Equipo de Gobierno de no haber llegado a acuerdos o a consensos para la presentación de estas medidas fiscales.
En este sentido, y aludido también por las palabras de Pedro Marín y Jesús Gil de Gómez en cuanto a la falta de consenso entre los grupos políticos, el Alcalde Javier García aseguró que a mediados de septiembre mantuvo una reunión con cada uno de los portavoces para explicar los cambios que se iban a realizar en las ordenanzas y que han tenido un mes para hacer propuestas. Igualmente, pidió a la oposición que fueran coherentes y votasen en contra de las ordenanzas si tan en desacuerdo estaban, puesto que esto les obligaría a negociar unas ordenanzas más acordes al resto de grupos políticos.
Sin embargo, el resultado de las votaciones fue distinto. Dos ordenanzas municipales se aprobaron por unanimidad, el resto por mayoría simple con las abstenciones de los grupos de la oposición y el voto negativo del Partido Popular en la ordenanza reguladora de las terrazas.