Sesión Ordinaria de Pleno

488

“Este Equipo de Gobierno va a dejar debatir en este pleno todas las mociones que vengan de todos los grupos independientemente de la temática”

Javier García (Alcalde de Arnedo)

La sesión ordinaria de pleno celebrada en la tarde de ayer en el consistorio arnedano contó con 34 puntos en el orden del día. Un conjunto de propuestas que incluían el debate sobre los expedientes de expropiación de las parcelas utilizadas para la construcción de la rotonda El Campillo. Un trámite más en este asunto en el que el arquitecto municipal ha desestimado las alegaciones de los 3 vecinos que han recurrido volviendo a proponer el precio inicial, entre 2,60 y 6 Euros por metro cuadrado en función de la parcela. De nuevo se les comunicará la decisión del pleno a los 10 propietarios, que deberán aceptar o no en un plazo de diez días, con la posibilidad de recurrir en caso de no estar de acuerdo tanto al Ayuntamiento como al Jurado Provincial de Expropiación Forzosa.
Una vez aprobados estos 10 puntos la sesión continuó con otros asuntos, entre los que destacan 4 modificaciones de créditos. Concretamente una de ellas se ha llevado a cabo por valor de 12.500 Euros para la adquisición del coche de Alcaldía. Un tema que contó con el rechazo por parte el Grupo Municipal Popular, desde donde defendieron que esta decisión ocasionará más gastos al Ayuntamiento que la anterior fórmula de renting. Por su parte el Portavoz de Ciudadanos Pedro Marín tildó al Equipo de Gobierno de populistas e incoherentes, alegando que el PSOE en sus años como oposición se había posicionado en contra del renting de este vehículo y ahora deciden comprarlo. A pesar de ello votó a favor de esta modificación de créditos.

Desde IU, Miguel Pujada defendió el voto positivo de su grupo, alegando que la credibilidad de un Ayuntamiento no debe basarse en el aspecto del coche oficial y considerando mejor la compra del mismo que la fórmula de renting. Por su parte, el Equipo de Gobierno defendió la decisión basándose en la recomendación de los técnicos de la casa y en que consideraron que las 48 cuotas previstas de renting saldrían mucho más caras a las arcas municipales.

Además de estos temas municipales, el Grupo Municipal de Izquierda Unida representado en el consistorio por Miguel Pujada, presentó dos mociones al pleno. Una de ellas sobre su rechazo a la Ley Mordaza, exigiendo su retirada así como la dimisión del Ministro del Interior y un debate sobre las cuestiones que plantea. Cuestión que ya avanzó en rueda de prensa y ante la cual provocó el rechazo del Partido Popular, desde donde aseguraron que esta ley se ha aprobado para regular, no para sancionar más.
También hubo discrepancias en el banco de Ciudadanos ya que su portavoz Pedro Marín aseguró que el Ayuntamiento no es el foro adecuado para debatir asuntos de carácter nacional, posición a la que se sumó el Partido Riojano. Pujada, en la defensa de la moción, aseguró que esta ley afecta a todos los ciudadanos incluidos los arnedanos.
Desde el Equipo de Gobierno manifestaron su apoyo a la moción de IU votando a favor y propiciando su aprobación al estar de acuerdo con los argumentos de Miguel Pujada. Asimismo, anunciaron que permitirán el debate de todas las mociones que se presenten al Consistorio.
No era ésta la única moción de Izquierda Unida. Como ya anunció hace algunas semanas, presentó un segundo documento para rechazar de plano el tratado de libre comercio entre EEUU y la Unión Europea. Un acuerdo denominado TTIP sobre el que, según Pujada, apenas se ha hablado en los medios de comunicación y que puede suponer una merma en los derechos de los ciudadanos y un aumento de poder en las grandes firmas internacionales.
En esta ocasión el portavoz de los populares, Antonio Eguizábal, aseguró que desde su grupo se sienten encantados de que este tratado se esté negociando y esperan que se firme cuanto antes, para mejorar la competitividad de las empresas y crear empleo. Pedro Marín de Ciudadanos ironizó sobre las consecuencias de las que habló Pujada durante la defensa de la moción y pidió más respeto a las instituciones, concretamente al Parlamento Europeo que es donde se está debatiendo esta cuestión. Desde el PR, Jesús Gil de Gómez aseguró que el desconocimiento sobre este tratado no le permitía oponerse a él, por lo que se asbstuvo.
El Equipo de Gobierno apoyó de nuevo la moción de Izquierda Unida, manifestando su rechazo a la opacidad con la que se está llevando todo este asunto y uniéndose así a los motivos expuestos por el Grupo de IU. En este sentido el Grupo Municipal Socialista se mostró en contra del TTIP, aunque el PSOE votara el pasado mes de mayo en la Eurocámara a favor del informe que está elaborando el Parlamento Europeo sobre este tratado. Esta misma mañana, Javier García ha defendido que el PSOE votó en Europa a favor de la negociación, no concretamente del TTIP.